Archive for POESÍA

El hombre vestido de sol

El hombre vestido de sol (poemarios ilustrados con poemas)

Ha salido publicado mi último libro, ver reseña en el blog de creación poética Forjador de Lunas:

http://forjadordelunas.wordpress.com/2011/10/12/el-hombre-vestido-de-sol/

Leave a comment »

CUESTA DE LOS CIEGOS

CUESTA DE LOS CIEGOS

La “Cuesta de los Ciegos” era uno de los enclaves madrileños preferidos de Manolo, nos acercábamos aprovechando las fiestas en las Vistillas, o simplemente dándonos el habitual paseo vespertino primaveral. Lo recorríamos a simplemente lo observábamos desde lo alto con la memoria puesta en los años de infancia en los que correteaba por estas calles, o las recorría en los topes de los tranvías.

Tenía y tiene el aliciente de la fuente adornada con el escudo republicano fechado en el año 1932.

Pero sobre todo tenía el aliciente, en los atardeceres, de los gatos que merodeaban, lo cruzaban, lo habitaban. Manolo recordaba que en su infancia eran muchos más. Pero aún pudimos avistar algunos durante nuestros paseos.

De la “Calle de Bailén” sale la “Calle de los Yeseros”.

Se puede decir que la “Calle de los Yeseros” termina en la “Calle de la Morería”.

Pero yo creo que en realidad la atraviesa transformándose en el poético despliegue de curvas, zigzags, “líneas de agua”, recovecos, filigranas y demás elementos arquitectónicos que configuran la “Cuesta de los Ciegos”.

Atraviesa la calle dedicada a “aquella latina que apenas nuestra vista determina si fue mujer o inteligencia pura”: “Calle de Beatriz Galindo”.

http://www.madripedia.es/wiki/Beatriz_Galindo

Y desemboca en la explanada donde se muestra la “fuente republicana”, junto a la “Calle de Segovia”.

Leave a comment »

La mirada de Buñuel

Es un poema- ensamblaje que he publicado en Forjador de Lunas:

http://forjadordelunas.wordpress.com/2010/11/28/la-mirada-de-bunuel/

Leave a comment »

MIGUEL HERNÁNDEZ. 1920- 2010. LA SOMBRA VENCIDA

Acabo de ver la noticia en el Telediario de la 1 y he buscado la referencia en la web de la Biblioteca Nacional. En cuanto pueda iré a verla y escribiré algún comentario. De momento ahí va el anuncio y la recomendación:

MIGUEL HERNÁNDEZ. 1920- 2010. LA SOMBRA VENCIDA

http://www.bne.es/es/Actividades/Exposiciones/Exposiciones2010/sombravencida.html

Del 4 de octubre al 21 de noviembre de 2010

Sala Recoletos de la Biblioteca Nacional de España.

La Biblioteca Nacional de España participa en los actos conmemorativos del centenario del nacimiento del poeta Miguel Hernández con la exposición “Miguel Hernández. 1910-2010. La sombra vencida”, organizada por la Sociedad Estatal de Conmemoraciones Culturales en colaboración con la Biblioteca Nacional de España. Lee el resto de esta entrada »

Leave a comment »

CAPÍTULO X: INFANCIA ADOLESCENCIA JUVENTUD

LOS CAMINOS DEL HOMBRE DE AZOGUE

CAPÍTULO X: INFANCIA ADOLESCENCIA JUVENTUD (*)

El Hombre de Azogue iba vestido con un traje gris perla, camisa blanca y corbata roja, le gustaba vestir de traje en las ocasiones más cotidianas. Para comprar el pan, para echar una carta al buzón, para arrancar los carteles que los acólitos de Franco habían pegado en las paredes para conmemorar los 25 años de pax, o simplemente para darse un paseo por el parque.

El Hombre llamado Jardín iba vestido con suaves pieles de frutas, hojas tiernas de hortalizas, cálidos pétalos de flores silvestres, y espinosas espigas, su cuerpo era un mosaico archimboldiano (**). Barba de lunas o de mariposas como un poema de Whitman (***). Lee el resto de esta entrada »

Leave a comment »

CAPÍTULO IX: FILIPPO BRUNO

LOS CAMINOS DEL HOMBRE DE AZOGUE

CAPÍTULO IX: FILIPPO BRUNO

El Hombre llamado Jardín había leído en la biblioteca de Alejandría dos libros de Frances A.Yates (*), una de las más reputadas estudiosas del Renacimiento.

Ambos trataban de Filippo Bruno. Un tipo que al ser condenado por la Inquisición miró a la cara a sus verdugos y les espetó: “Tremate forse piu voi nel pronunciare la sentenza che io nel riceverla”. Algo así como “Temblad, temblad, malditos”. (**)

Había nacido así su conciencia política anticlerical. Lee el resto de esta entrada »

Leave a comment »

CAPÍTULO VIII: LA CANCIÓN DE MI ROSA

LOS CAMINOS DEL HOMBRE DE AZOGUE

CAPÍTULO VIII: LA CANCIÓN DE MI ROSA

Durmieron junto a Juan, el desertor, en su cueva. Era una cueva cálida llena de historia, de recuerdos, de fantasías, de prestidigitación.

Como una instalación del museo Vostell en Malpartida (*), cada silla, cada esquina, era un pedazo de tiempo congelado. Se sentaban sobre un mosaico y se envolvían de la violencia de las guerras púnicas, y  de elefantes cruzando los Alpes, de barcos llegando a Cartago, de hombres festejando, cantando y silbando. Y construyendo y reconstruyendo. Incluso creando. Lee el resto de esta entrada »

Leave a comment »

CAPÍTULO VII : LA GUERRA

LOS CAMINOS DEL HOMBRE DE AZOGUE

CAPÍTULO VII : LA GUERRA

El Hombre de Azogue conocía esta colina, ya había pasado por aquí en otras ocasiones, en otros viajes, quizás hacía años, quizás hacía siglos, quizás milenios.

Aquí había un pueblo, una pequeña aldea, ahora solo hay ruinas, tan solo una casita se mantiene gracias al esfuerzo de recuperación de unos hombres de ciudad que pasan los fines de semana restaurando, picando, acarreando, adecentando.

Antes había una aldea, junto a la loma de la colina. Lee el resto de esta entrada »

Comments (1) »

CAPÍTULO VI: UN LLANTO COMO UN RÍO

LOS CAMINOS DEL HOMBRE DE AZOGUE

CAPÍTULO VII: UN LLANTO COMO UN RÍO

“Yo quiero que me enseñen un llanto como un río

que tenga dulces nieblas y profundas orillas”

F. G. Lorca

El Hombre de Azogue seguía caminando mientras la noche iba cediendo paso al amanecer. El Hombre llamado Jardín se detuvo mirando en silencio al horizonte y empezó a llorar. El Hombre de Azogue no se atrevió a preguntar la razón de tan inesperado llanto, pero se detuvo para esperar a que el Hombre llamado Jardín se calmara y continuara camino.

El Hombre llamado Jardín lloró unos minutos, un llanto sin palabras, sin inhibición, sin búsqueda de consuelo, sin destinatario. Un llanto como un espejo, como una herida, como un río. Lee el resto de esta entrada »

Leave a comment »

CAPÍTULO V: ESTRELLAS

LOS CAMINOS DEL HOMBRE DE AZOGUE

CAPÍTULO V: ESTRELLAS

Se hacía de noche, pero el hombre de Azogue y el hombre llamado Jardín no estaban cansados. Habían decidido que ya nunca más iban a regresar sobre sus pasos, ni a buscar comida ni a buscar donde dormir, ni a buscar amistades del pasado, ni a buscar sus propias historias.

Desde que el planeta se estaba calentando, los otoños ya no eran tan fríos como antes, de día tomaban suficientes calorías para soportar la suave bajada de temperatura de la noche. Lee el resto de esta entrada »

Leave a comment »