Posts tagged compañía nacional de danza

Compañía nacional de Danza, Gala 35 Aniversario

bolero

Ayer, sábado 18 de octubre de 2014, estuvimos Alfredo, Palmira y yo disfrutando esta gala en los Teatros del Canal. Lee el resto de esta entrada »

Leave a comment »

ROMEO Y JULIETA de PROKÓFIEV

ROMEO Y JULIETA de PROKÓFIEV

CNDRomeoyJulieta

El viernes 19 de abril de 2013 Hilario y yo fuimos a ver el ballet de la Compañía Nacional de Danza en el Teatro Real. Lee el resto de esta entrada »

Leave a comment »

COMPAÑÍA NACIONAL DE DANZA, XX AÑOS CON NACHO DUATO

El domingo. 27 de junio de 2010, fui a ver el espectáculo de danza de la CND en el Teatro de la Zarzuela.

Ya conocía y me dio mucho gusto volver a ver la primera pieza: REMANSOS, me emocioné recordando que a Manolo le gustaba mucho la danza, especialmente las coreografías de Nacho Duato, Lee el resto de esta entrada »

Leave a comment »

HERRUMBRE, ALEGATO CONTRA LA TORTURA, DE NACHO DUATO

Anoche, 16 de julio de 2009, asistí al espectáculo de la Compañía Nacional de Danza, dirigida por Nacho Duato,  en las Naves del Español, en el Matadero.

Disfruté de dos obras: “Chapter 10”, con coreografía de Gustavo Ramírez, que fue estrenada por la Compañía Nacional de Danza en el Palacio de Festivales de Cantabria, Santander, el 29 de abril de 2009. y se presenta con una frase a Stevens, E.W. a María Zambrano:

“La confianza, como el arte, nunca proviene de tener todas las respuestas, sino

de estar abierto a todas las preguntas”.

Pero la que más me impresionó fue “Herrumbre, alegato contra la tortura”, obra que ya fue estrenada por la Compañía Nacional de Danza en el Gran Teatre del Liceu el 2 de agosto de 2004, con coreografía de Nacho Duato.

Envueltos en una escenografía,  iluminación y música violentas e intimidadoras, los bailarines y bailarinas van expresando diferentes formas de torturas y de violencia, donde los encuentros, los movimientos y las expresiones de dolor y miedo por un lado y de agresividad e intolerancia por otros, nos crean un estado de angustia y tensión emocional.

Entre estas duras escenas se intercalan otras de ternura y de solidaridad, que contrastan, nos permiten distendernos y reflexionar sobre los contenidos, y nos invitan a implicarnos desde la cotidianidad y el respeto. Nos ayudan a ponernos en el lugar del otro, y principalmente en el lugar de la otra, ya que suelen ser ellas las que vemos maltratadas por dos o tres hombres, incluso con algún gesto de violación. Tenemos la oportunidad de intentar comprender lo que se siente y desear el fin de su sufrimiento.

La escena final de solidaridad colectiva es impresionante, como en toda la obra, la música, la luz y la escenografía nos llegan a emocionar.

Aunque hemos visto obras de teatro, leído libros y alegatos contra la tortura, visto carteles, etc, creo que una obra de danza tiene algo especial que nos emociona: No hay palabras.

Lee el resto de esta entrada »

Leave a comment »