SALTO DE PÁGINA, EL LIBRO DE ARTISTA EN EL SIGLO XXI

SALTO DE PÁGINA, EL LIBRO DE ARTISTA EN EL SIGLO XXI

El viernes 5 de mayo pasamos ante la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, descubrí que mostraba una exposición sobre libros de artista y aunque teníamos poco tiempo porque cerraban a las 20:00 y eran las 19:30, entramos a echar un vistazo. Desgraciadamente no llevaba a mano la cámara, y con el móvil las fotos salen FATAL. Tenía la intención de volver con la cámara para fotografías varias de las obras que me interesaron mucho, el viernes 19 de camino al Casino Militar para asistir a la conferencia sobre Bibliografía de mi amigo Juan Carlos Valera, entré, cámara en mano, con la desgraciada sorpresa que ya se había clausurado la exposición.

Se trataba de la colección de libros de artista de la Colección de Arte Banco Sabadell. Muestra comisariada por Rocío Santa Cruz, que recoge una selección de obras tanto de dicha colección como de la Colección ArtsLibris.

Decía Marcel Duchamp, en una de sus célebres frases, que “un libro de artista es un libro realizado por un artista”. Poniendo en práctica esta premisa, en la segunda mitad del siglo XX, concretamente en el año 1963, el artista americano Edward Ruscha realizó la primera edición de su célebre Twentysix Gasoline Stations (Veintiséis estaciones de gasolina). A partir de entonces, los artistas más vanguardistas decidieron servirse del libro como instrumento de ruptura con el arte anterior, a pesar de la paradoja de tratarse de un medio de expresión artística tradicional.

La exposición se dividía en cinco núcleos temáticos: la referencia histórica, el libro de artista, la bibliofilia contemporánea, la poética del libro-objeto y el fotolibro.

Obras de Andy Warhol, Jannis Kounellis, Lawrence Weiner, Sonia Delaunay, Equipo Crónica, Jaume Plensa, José Pedro Croft o Pablo Palazuelo dialogan con el trabajo de numerosos creadores jóvenes como Cristina de Middel, Sandra Gamarra o Simona Rota.

La obra que más me interesó fue el Fotolibro de Francesc Torres “La visita de Munchausen” sobre el pueblo de Belchite destruido por el fascismo.

El texto central de la obra: Me gustó que no utilizara el franquista término “guerra civil”, sino “guerra de España”, aunque en realidad fue una guerra mundial, de hecho l mismo texto recuerda que la rconquista republicana fue liderada por la Brigada Lincoln.

“El pueblo viejo de Belchite fue frente durante la Guerra de España. Cambió de manos tres veces. Primero fue tomado por los fascistas, luego reconquistado por los republicanos y retomado de nuevo, finalmente, por los que habrían de ganar la guerra. Hubo muchos muertos, algunos sepultados donde cayeron. El  ataque  republicano fue liderado por los voluntarios americanos de  la Brigada Lincoln al mando de Robert Hale Merriman, profesor de ciencias económicas en la universidad de Berkeley. Murió más tarde durante la retirada del Ebro. El pueblo Viejo de Belchite nunca se reconstruyó. Se levantó por decreto un nuevo pueblo pegado al viejo utilizando como mano de obra a prisioneros de guerra del ejército vencido. Cincuenta años después de la batalla que distinguió a Merriman, en 1987, Terry Gillian, miembro fundador de Monty Python, dirigió  una  película  titulada “Las Aventuras del Barón Munchausen” utilizando el Belchite viejo como escenario natural. Necesitaba una antigua ciudad europea destruida por la guerra y Belchite constituía una escenografía ready made imposible de superar con cartón piedra, pero no de completar con artificio donde hiciera falta. Pude fotografiar el resultado de aquella barbarie al día siguiente del final del rodaje antes de que se lo llevaran todo. Estas imágenes muestran lo que vi. El pueblo parecía un cadáver maquillado y vestido de payaso”

He podido encontrar fotos en la red:

.

.

.

.

.

.

.

.

.

Libro de Pablo Palazuelo:

Libro de Marcel Duchamp:

Como homenaje a la Calcografía Nacional, se ha incluía la publicación de los británicos Jake y Dinos Chapman, “Insult to Injury”, que toma como base de su trabajo los “Desastres de la guerra” de Francisco de Goya:

.

.

Es una pena no haberme espabilado y haberla visitado con mi cámara la semana pasada. Había obras de otros autores que me habría gustado reseñar, recuerdo concretamente un libro de Tristan Tzara que no ha podido encontrar en la red.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: