FRANTZ, PELÍCULA AMBIGUA Y ANTIMILITARISTA

FRANTZ, PELÍCULA AMBIGUA Y ANTIMILITARISTA

frantz-1El sábado 14 de enero de 2017 fuimos a los Cines Renoir Retiro a ver esta magnífica película dirigida por François Ozon e interpretada por Pierre Niney y Paula Beer.

Mucho tiempo estuve pensando que no recordaba de qué reconocía a los protagonistas, curiosamente los relacionaba en mi imaginación con Eddie Redmayne y  Alicia Vikander, protagonistas de “La chica danesa”, película de Tom Hooper.

Es una película sorprendente porque juega con la ambigüedad del personaje. Gran parte de la narración me hizo creer que el joven francés era en realidad un novio del joven alemán fallecido en la guerra. Por la forma como siente la muerte del alemán, por como cuenta su supuesta amistad, por como trata con cierta distancia, desinhibición y camaradería a la chica. Incluso cuando confiesa la verdad, la cámara le sorprende tumbado sobre el cadáver del alemán acariciando su rostro, en una escena muy homoerótica, qué pena no encontrar esa imagen en google. Fascinante.

frantz-5.

frantz-2.

frantz-4.

frantz-6Es a su vez una reivindicativa película antimilitarista. Trata de dos jóvenes pacifistas, durante la I Guerra Mundial, que se encuentran en una trinchera y, atemorizados, uno de ellos dispara primero y mata al otro. El discurso del padre del soldado alemán en la reunión de patriotas es un verdadero alegato a favor de la noviolencia. Sin recordar las palabras exactas les dice a sus compañeros que le espetaban que los franceses habían asesinado a sus hijos, que en realidad eran ellos, sus padres, los verdaderos culpables al haber obligado a sus hijos a alistarse en esa guerra. Tanto los padres de los jóvenes alemanes como los de los franceses, ambos brindaban cuando sus hijos asesinaban a los supuestos enemigos. Me recordó la famosa sentencia de Paul Valéry “La guerra es una masacre entre gentes que no se conocen, para provecho de gentes que si se conocen pero que no se masacran”

A pesar que la película está dirigida por un francés es muy significativo como denuncia el militarismo en ambos países, la escena del bar de franceses donde entran unos militares y los tertulianos comienzan a cantar el himno militar-nacionalista es aterradora.

La verdad es que me pareció un poco larga, yo la habría cortado en el momento en que el francés confiesa su crimen y se vuelve a Francia. El resto es ya un melodrama hetero- amoroso sin demasiado interés.

Muy adecuada para ver en torno al 30 de enero, fecha en que recordamos el asesinato de Mahatma Gandhi.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: