Canciones Antimilitaristas de Víctor Manuel

Compré el primer cassette de Víctor Manuel cuando en 1978 publicó “Soy un corazón tendido al sol”. Pero fue en 1981 cuando publicó “Ay amor”, donde incluía su clásico “El cobarde” y la tan rockera y antimilitarista “Esto no es una canción”. Recuerdo que compramos el LP entre varios compañeros que compartíamos piso en Badajoz estudiando Magisterio. Fue la puerta de mi Conciencia y me ayudó mucho a reconocerme como objetor de conciencia antimilitarista. Entonces mi hermano Manolo me descubrió las canciones más clásicas como “El abuelo Víctor”, “La planta 14”, y sobre todo “Soy de España”, un pasodoble tan punky como el “Cara al culo” de La Polla Records (un patriota, un idiota).

En 1984 compré el cassette “Géminis” de Ana Belén, que incluía la canción “Solo le pido a dios”. Todo un ideario.

Ya en Madrid e integrado en el Movimiento de Objeción de Conciencia, en 1986 publicó “Cruzar los brazos”, dentro del álbum “Siempre hay tiempo” del que la canción más famosa fue “La puerta de Alcalá”.

En 1988 publicó “Como los monos de Gibraltar”, no se puede considerar una canción antimilitarista, pero por esas fechas yo ya estaba colaborando en el Colectivo Gai de Madrid (Cogam) y para mí la defensa de la libertad sexual formaba parte del ideario antimilitarista.

Recuerdo que un día, cuando en 1990, al poco de comenzar a convivir con Manolo, llegué a casa, Manolo me anunció entusiasmado que llevaban todo el día transmitiendo por la radio una canción de Víctor Manuel proclamando la Insumisión. Era “No me defiendas tanto” que incluyó en el álbum “El delicado olor de las violetas”. Un verdadero aldabonazo, nuestra lucha de tantos años por fin cantada a los cuatro vientos.

EL COBARDE

Vivo en mi pueblo pequeño,

la fé, la alegría, la paz del hogar,

hay una niña morena

que tras el trabajo me llena de paz,

hay una ermita en el monte

que todas las tardes escucho cantar

y aquel arroyo tan claro

que riega los campos que son nuestro pan,

Era la tarde un suspiro

y aquellos soldados llegaron acá

“Quietos los niños y viejos,

la gente más joven tendrá que luchar”

Tiembla el fusil en mi mano,

cerrando los ojos disparo al azar,

bala perdida que mata

a cualquier inocente con ansia de paz.

¿Por quién lucho yo

si en mi corta vida no existe el rencor?

¿Por quién lucho yo

que vivo la vida con fé y con amor?

Juan, debes de callar,

esto es una guerra no lo has de olvidar,

Juan, trata de olvidar

aquella muchacha, la paz del hogar.

Llegan los años de cárcel.

yo soy un cobarde no quiero matar.

dicen que nuestros soldados

ganaron la guerra, renace la paz,

vuelvo a mi pueblo pequeño

la gente sonríe, murmura al pasar

“Mira aquel joven cobarde

que vuelve la espalda en vez de luchar”.

Dejo con pena las cosas

que fui levantando y solo sin más,

vivo aquí arriba en el monte

soñando que un día pueda regresar.

ESTO NO ES UNA CANCIÓN

Cuando hablen de la patria,

no me hablen del honor,

no me cuenten batallas

ganadas cara al sol,

tal vez si me contaran

que no importa el color,

ni el sexo, ni la raza

o el bando en que luchó.

Cuando hablen de la patria

no me hablen del valor,

no jueguen con el sable,

ni tachen de traidor

al que la lleva dentro

pegada al corazón,

y no anda por la calle

con ella en procesión.

Cuando hablen de la patria

no olviden que es mejor

sentirla a nuestro lado

que ser su salvador,

por repetir su nombre

no te armas de razón,

aquí cabemos todos

o no cabe ni dios.

SOY DE ESPAÑA

Soy de España

la tierra más grande,

yo soy español

la tierra del fútbol,

del toro y del sol.

Como una bandera

al viento del mundo

y lleno de orgullo

yo afirmo que en Roma,

París o Estambul,

no hay un mar tan azul

ni un cielo cuajado de estrellas

como el mar y este cielo

de mi España bella.

Ser español

ya seas de la Mancha,

de Gerona o del Ferrol,

ser español

es una cosa grande

que te inflama el corazón.

Cuando viajo al extranjero

y recorro el mundo entero

no me canso de explicar

que a pesar de la cultura

la riqueza y libertad

mi España vale lo que pesa

como en España ni hablar.

SOLO LE PIDO A DIOS

Solo le pido a dios

que la guerra no me sea indiferente,

es un monstruo grande y pisa fuerte,

toda la pobre inocencia de la gente.

Solo le pido a dios

que el dolor no me sea indiferente,

que la reseca muerte no me encuentre

vacía y sola sin haber hecho lo suficiente.

Solo le pido a dios

que lo injusto no me sea indiferente,

que no me abofeteen la otra mejilla

después de que una garra me arañó esta suerte.

Solo le pido a dios

que lo injusto no me sea indiferente,

desahuciado está el que tiene que marcharse

a vivir una cultura diferente.

Solo le pido a dios

que el futuro no me sea indiferente,

si un traidor puede más que unos cuantos,

que esos cuantos no lo olviden fácilmente.

Solo le pido a dios

que la guerra no me sea indiferente,

es un monstruo grande y pisa fuerte

toda la inocencia de la gente.

CRUZAR LOS BRAZOS

Que alguien piense que tú estás equivocado,

que les puedas parecer un bicho raro,

eso no es malo.

Si te carga que un experto en bombardeos

te lo explique y tú no entiendas de que va el juego,

levanta el dedo.

Tú que no sabes a qué distancia está esa estrella,

las galaxias no te estimulan no te interesan,

no es tu guerra.

Pero piensas que esos meses son robados,

los que te hacen dar servicio de soldado,

son tan largos.

Si estás dispuesto a hacer un buen corte de manga

a quien te ordene conquistar aquella playa,

tender un puente, acorralar a algún vecino,

en el supuesto que atacara el enemigo.

Si el peligro es que me llamen mal patriota

los que siempre hacen las cosas por pelotas,

menuda gloria.

Aquí estoy cautivo solo y desarmado,

no hay mejor defensa que cruzar los brazos,

pasar de largo.

Tal vez mañana no habrá nada que escupa fuego,

y el que se invente el tirachinas le colgaremos,

reposaremos nuestra miseria en un caldo espeso,

quizás ese día todos seremos tontos o ciegos.

COMO LOS MONOS DE GIBRALTAR

Si es alta, rubia y se llama Gaspar,

si así lo dice el carné y su mamá,

si el comisario dice que bueno

pero que no es peligro social.

Desde pequeño fue muy personal,

no se cortaba ni con un cristal,

le pierde el gesto es un libro abierto,

Por lo demás es un trozo de pan.

Siendo hijo y nieto de militar

quiso el destino esta prueba especial,

la madre dice que así es su pelo,

y cuando le vio el depilado integral

nunca se pudo recuperar,

con las amigas no sabe qué hablar,

el padre es todo desasosiego,

no saben bien lo que pudo fallar.

Como los monos de Gibraltar

tapan los ojos para no mirar

cruzan los dedos, le piden al cielo

que un rayo divino le vuelva normal.

Como los monos de Gibraltar

tapan los ojos para no mirar

cuando le ven como baja a la calle

agarrado del talle, hecho un brazo de mar.

Si es alta, rubia y se llama Gaspar

y está en edad de empezar a tontear

a ver quién pone puertas al campo,

de pronto un día se quiere casar

que si el registro, que su identidad

es una losa y la quiere cambiar,

que alquilan piso, se meten dentro

y va a estudiar para ser oficial.

NO ME DEFIENDAS TANTO

Nada me invento, no puedo inventar,

cuando todo es siniestro me basta contar,

sin poner ni quitarle una coma de más.

Nada me invento, no quiero inventar,

no pretendo ir delante, ni dos pasos atrás

sólo cargo en los hombros lo que quiero llevar.

No me defiendas tanto —el fusil dijo al soldado—

no me defiendas tanto que yo no te lo agradezco demasiado.

Dime en qué nombre se pueden sortear

una vida, un destino, un secuestro legal.

Yo no tengo ese tiempo que me quieren robar.

No hay enemigo delante ni atrás

que si el uno no quiere dos no pueden pelear.

Yo no sé ni pretendo saber disparar.

Hasta los gatos en el callejón

cantan a coro: insumisión.

Sé que no encuentran manera mejor

de gastar las monedas que con gusto les doy

que jugar a los barcos o comprarme un avión.

Quién me defiende del lobo feroz

de usureros, de narcos y de tanto bufón

no se matan las moscas disparando un cañón.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: