BLANCANIEVES en Cines Renoir

BLANCANIEVES  en Cines Renoir

Ayer, viernes 12 de octubre de 2012, fuí a los cines renoir de la Plaza de españa para ver Blancanieves, de Pablo Berger. De entrada no creo que un argumento taurino sea lo más indicado para una película que por un lado pretende homenajear a un cuento infantil, y por otro pretende obtener proyección y premios internacionales.

Sin embargo es de agradecer que al menos no se sacrifique al toro en pantalla. El indulto al toro me hizo reflexionar sobre las reglas de la propia “fiesta” taurina. Pocas veces se ha visto en las plazas este hecho extraordinario, que, dignificaría y haría menos inhumano el “festejo”. Desconozco la norma, pero lo que parece indicar la película es que si la torera ha hecho una buena faena no es necesario el asesinato, solo cuando los toreros hacen deplorables faenas es necesario el “golpe de efecto” sangriento. Y es lo habitual, la mayoría de las corridas se recuerdan y se reseñan por una buena estocada o por una cogida, parece importar poco que la sangre sea del toro o del torero, pero que haya sangre. Pocas titulares se pueden leer de un merecido indulto.

Por otro lado, aún siendo antitaurino reconozco que desde niño me gustaban los enanos toreros, precisamente porque no asesinaban a la vaquilla sino que jugaban con ella, escenificaban una corrida pero sin violencia y con mucho humor, eso sí que se podía llamar espectáculo “artístico”. Dentro de la línea argumental que homenajea al cuento de los hermanos Grimm, lo que más me ha gustado es la transformación de los enanitos del bosque por enanitos toreros.

Lo más desagradable es la escena final de los besos. A pesar de que queriendo ser políticamente correctos hayan escogidos a un anciano, un maduro, una mujer y un joven guapo, toda la escena es de una necrofilia desasosegante. Aunque reconozco que esta idea ya estaba en el cuento original.

Lo que más me ha gustado es la música de Alfonso Vilallonga. Desde el primer rótulo de la película ya me pareció deliciosa. Describe con gran naturalidad y diversidad de efectos el tiempo histórico, la ambientación taurina, la magia y las tensiones del cuento… Al menos el Goya a la música debería obtenerlo.

En cuanto a los actores, además de los encantadores enanos, Daniel Giménez Cacho hace un papel difícil, torturado y amargado por un lado, cariñoso y paternal por otro, está guapísimo y encantador, aunque por cierto que otra escena macabra es la de las fotos, y esta sí que no está en el cuento original.

Y Ángela Molina hace una interpretación impresionante. La mejor para mí de la película, una mujer incombustible.

Vídeo:

Página web:

http://blancaniev.es/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: