LISBOA, puente de mayo 2012

LISBOA, puente de mayo  2012

He pasado el puente de mayo en Lisboa, vuelo en Iberia y hotel reservados a través de Atrápalo.com. Destaco en negrita lo más relevante.

Sábado 28 de abril

Primera buena sorpresa (aunque con posterior decepción): en la ventanilla del check-in me informan de que viajo en clase business.

Anécdota nostálgica: Desayuno en una cafetería autoservicio del aeropuerto, me cobran 8,50 euros por un zumo de naranja, un muffin y un colacao; mientras lo tomaba me acordé de cuando Manolo y yo decidíamos no desayunar en los hoteles porque cobraban 100 pesetas por un desayuno buffet. Por asociación de ideas recuerdo el lema de las asociaciones de víctimas del franquismo, “Tenemos memoria, queremos justicia”, desde luego ¡qué perniciosa es la memoria de los ciudadanos para los poderes fácticos! ¿será casualidad que en estos tiempos haya aparecido el Alzheimer?

La decepción: Al entrar en el microavión, que resultó ser Airnostrum de Iberia Regional, no podemos subir las maletas del equipaje de mano ya que no caben en los microcompartimentos, irá con el equipaje facturado; pasillo estrecho con dos asientos estrechos a cada lado, poca altura; me ofrecen el periódico “El País” y acepto, pero no lo tienen, solo prensa de derechas.

El avión tenía prevista la salida a las 9:00 h. pero despega a las 9:50 h.

Llegan las ventajas: Me cuelgan la chaqueta en un armario y me ofrecen un desayuno, tomo un zumo de naranja, una menta-poleo y un donuts.

Aterrizamos a las 9:40 de Portugal, recojo la maleta en la cinta (35 minutos), tomo taxi y a las 11:00 estoy en el hotel. El taxi no llega a los 10 euros, me parece muy barato en comparación con España.

Me alojo en el Hotel Marqués de Pombal,en la Avenida da Liberdade,

http://www.hotel-marquesdepombal.pt/

cerca de la plaça Marqués de Pombal. Tiene cuatro estrellas, por fuera no es muy bonito, pero es acogedor.

Más fotos del hotel:

https://floredo.wordpress.com/2012/05/03/hotel-marques-de-pombal/

Como hasta las 12 no está lista la habitación llamo a Lena para anunciar mi llegada y combinar el encuentro para la tarde y me doy un paseo. Bajo por la Avenida da Liberdade hasta la calle y plaza de la Alegría donde me siento en un banco a disfrutar, tengo saudades de Manolo, pero me siento bien.

Vuelvo al hotel a las 12 para subir a la habitación, sacar la cámara de fotos de la maleta y empezar a fotografiar la ciudad.

La habitación es amplia, cama de matrimonio con cabecero pintado al fresco sobre la pared simulando arcos de arquitectura gótica. Buen cuarto de baño. No he llegado a abrir el minibar. En la televisión se puede ver el canal internacional de Televisión Española. Ventanas a patio interior, sin ruidos. Puse la calefacción a 27 grados. El único inconveniente es que el reloj despertador tiene una luz intensa que ilumina toda la habitación. Lo solucioné tapándolo con una toalla.

Como en el mejor restaurante de la zona, Flo, del hotel Tívoli, en la Avenida da Liberdade,

http://www.brasserieflolisboa.com/Default.aspx?ID=13803

un restaurante de lujo con un salón inmenso, un tapiz interesante y donde los camareros hacen las salsas delante de los clientes. También es el más caro.

Tras comer paseo de nuevo por la plaza de la Alegría, la Rua da Mâe d’Agua con la escalera donde está el azulejo dedicado a Mario Cesariny,

recuerdo que por esta zona está la casa de Eduardo Tomé donde nos hemos alojado alguna ocasiones, pero no la encuentro. Llego a la Praça de Príncipe  Real y tomo la Rua da Escola Politecnica, entro en la galería San Mamade y llego a Rato donde tomo la Rua Alexandre Herculano que me lleva al hotel para tumbarme y descansar un tiempo.

Vuelvo a salir para bajar hasta Restauradores donde han expuesto un bloque mural por la paz.

Paseo por el Chiado

visitando la Igreja de los Italianos,

paseo por la Rua de Alecrim donde descubro la libraría de alfarrabista Campos Trindade, donde exponen en el escaparate el libro de la exposición de Cupertinho der Miranda en la que aparecen mis obras.

http://www.livrariacampostrindade.com/

Bajo hasta Cais do Sodré

y vuelvo a subir, veo el Elevador de Santa Justa,

llego de nuevo a Restauradores, descubro el funicular de Labra

y la Igreja de San José.

Está empezando a llover.

A las 18:00 h. me refugio de la lluvia en el Hotel, descanso hasta las 20:00 h. que salgo para visitar a la familia Tomé. Voy haciendo fotos de las fachadas de arquitectura racionalista de los años 30 del siglo XX en las calles Alexadre Herculano y Conde Redondo.

Fui muy bien acogido como siempre por esta familia, estuvieron encantadores y muy amigables. Me invitaron a comer en el restaurante italiano Come Prima en la Rua do Olival.

http://www.comeprima.pt/

Un restaurante con poco espacio pero muy bien aprovechado. Con reservas y gente esperando lo que me hizo pensar que no habrá tanta crisis como dicen.

Domingo 29 de abril:

He ido al gimnasio todas las mañana al levantarme, sobre las 7:00 h. después vuelvo a la habitación, tomo una ducha, me visto y bajo a desayunar.

Los desayunos son muy completos y los he aprovechado bien. Cada día comienzo con zumo de naranja y un plato de frutas; después un plato de salados: scrambled eggs con perejil (toque español al desayuno inglés), red beans y queso; sigo con cereales acompañados de yogurt y termino con un cacao y una tostada con margarina y mermelada de manzana o de abóvora. Los desayunos son lo mejor del hotel.

A las 10:00 h. tomo un taxi para ir a Estoril y visitar a Artur Cruzeiro Seixas.

http://vimeo.com/9207037

https://floredo.wordpress.com/2008/10/12/artur-cruzeiro-seixas/

Tiene 91 años, había olvidado que iba a ir a visitarle pero estuvo muy cariñoso, charlamos durante algo más de una hora, me mostró sus últimos collages y me regaló uno en el que me escribió una cariñosa dedicatoria.

Me contó que el sábado había ido a visitarle Perfecto E. Cuadrado y que estaba alojado en Lisboa, intenté localizarle pero sin éxito, más tarde la llamó ya desde España.

Volví en taxi al hotel. En Lisboa me he aficionado a los taxis porque me han parecido muy asequibles, fáciles de parar, los y las taxitas muy atentos pero sobre todo baratos.

De hecho tuve un percance al intentar tomar el Metro para ir al museo Calouste Gulbenkian, en la estación de Marqués de Pombal compré en una máquina la tarjeta y la cargué con un viaje, entré en la línea azul y me monté en el tren, me bajé en la siguiente estación, Avenida, porque comprobé que iba en sentido opuesto. Intenté llegar al andén del sentido opuesto pero estaba muy mal indicado, había tres posibles caminos, por uno había un cordón que impedía el paso, por otro indicaba salida de emergencia, opté por el tercero que tenía una escalera mecánica solo de subida y al final de la misma un torniquete de salida, no había posibilidad de retroceder así que salí, fui al vestíbulo y  hablé con una empleada que me dijo que no podía dejarme entrar porque una vez que se utiliza el viaje aunque me haya equivocado de sentido ya hay que comprar un viaje nuevo. Me pareció un timo. Opté por salir e irme a comer a un restaurante indio en la plaza de la Alegría y dejar la Gulbenkian para el lunes.

Tras comer hago algunas fotos a los graffitis en el aparcamiento que ocupa un amplio recinto de antiguos teatros y vuelvo al hotel a dormir una siesta.

A las 16:00 h. tomo un taxi para ir hasta Belem y visitar el Museo Colección Berardo, http://www.museuberardo.pt/ fantástica colección de arte contemporáneo con una parte dedicada a las vanguardias históricas del siglo XX, otra al resto de la colección de arte contemporáneo y una planta con una exposición temporal de Nikias Skapinakis, lo mejor es que dejan hacer fotos sin flash.

Más fotos del MCB:

https://floredo.wordpress.com/2012/05/04/museo-coleccion-berardo/

Fotos de obras de Nikias Skapinakis:

https://floredo.wordpress.com/2012/05/04/nikias-skapinakis-en-mcb/

Tomé de nuevo un taxi para volver al hotel.

Me di una vuelta por la Feira do Livro del Parque Eduardo VII

http://feiradolivrodelisboa.pt/

y volví a cenar al restaurante Flo de la Avenida da Liberdade. El camarero flambeó ante mí una crema catalana y me la sirvió envuelta en llamas. El amplio comedor no estaba lleno pero casi, y la mayoría hablaban portugués, siendo uno de los restaurantes más caros me volví a preguntar ¿crisis? ¿de verdad?

Volví al hotel a ver algo de televisión y dormir.

Lunes 30 de abril:

Tras ir al gimnasio y desayunar salgo del hotel para ir caminando hasta el Museo Calouste Gulbenkian, camino por la Avenida Fontes Pereira de Melo donde me llaman la atención el palacio Sotto Mayor sede de Barclays

y varios edificios abandonados que han sido decorados por grandes graffitis.

Al ver el palacio del Barclays y constatar que el banco Santander está omnipresente en todas las calles y que hay bancos de toda índole ocupando los mejores edificios de las plazas principales reflexioné que en Portugal la crisis desde luego no la sufren en absoluto los bancos, es de suponer que el gobierno no regalarán dinero público a los bancos como lo hace en España.

Cuando llegué a la Gulbenkian me dijeron que estaba cerrado hasta el miércoles. Volví caminado por la calle Antonio Augusto de Aguiar hasta Marqués de Pombal.

Como alternativa había leído en un libro del hotel donde resumen las principales actividades culturales y comerciales de Lisboa una referencia a la Galería Antiks en la rua Mouzinho da Silveira, muy cerca del hotel

http://www.antiksdesign.com/#initial

En realidad me la había imaginado como un museo de pintura portuguesa de todos los tiempos, pero evidentemente es solo una galería, estaban montando una exposición de arte africano, pero la amable galerista me enseñó los cuadros de la colección que tienen guardados en armarios con paneles verticales rodantes y en diversas salas de almacenamiento, entre ellos dos pinturas de Mario Cesariny.

https://floredo.wordpress.com/2008/10/12/mario-cesariny/

De camino había visto la Casa Museo Medeiros e Almeida en la rua Rosa Araujo y tras dejar la galería me acerqué a visitarla

http://www.casa-museumedeirosealmeida.pt/

Tiene una de las mejores colecciones de relojes de Portugal, son extraordinarios, incluyendo relojes de pié, de mesa, de pared, de bolsillo, uno que funciona con un mecanismo de una bola que rueda por un camino en zigzag… además de muebles, cuadros, coches y fotografías. Además tiene restaurante donde aprovecho para comer y vuelvo a dormir siesta al hotel.

A las 16:00 h. salgo para pasear por Fontes Pereira de Melo hasta la Avenida da República donde fotografía como en cada visita a Lisboa las fachadas modernistas y racionalistas que me fascinan. En esta ocasión descubro el centro comercial Campo Pequeño ubicado en la antigua plaza de toros con tiendas, cafetería y un cine con muchas salas profusamente decorado con carteles y esculturas de personajes de cine.

Recorro toda la Avenida da República y continúo paseando por Campo Grande donde me llaman la atención lo bajo que pasan los aviones, intenté fotografiar el paso de uno pero no salió. Volví por el mismo camino hasta el hotel.

A las 20:00 salí a cenar al restaurante coreano Seúl en la rua Antonio Augusto de Aguiar

http://seul.amawebs.com/

Son muy amables, me indicaron las posibilidades vegetarianas de menú buffet, incluidos sushis vegetales.

Volví al hotel.

Lunes 1 de mayo, día internacional de los trabajadores:

Tras el gimnasio y el desyuno hago el check out y dejo la maleta en recepción para un último paseo por Lisboa. Como está lloviendo espero sentado en el vestíbulo hasta que escampa, entonces comienzan a bajar por la Avenida da Liberdade los corredores de una maratón.

Bajo acompañándoles hasta Restauradores, subo a la estación de Rossío para fotografiar la vista

y sigo hasta el elevador de Santa Justa al que también subo y fotografío el mar.

Paseo por el Carmo, el Bairro Alto, Principe Real y bajo por la Rua Conceiçao Gloria, recuerdo que es en esta calle donde está la casa de Eduardo Tomé, por fín consigo encontrarla, me trae muchos recuerdos nostálgicos. Llego a la Avenida da Liberdade, tomo una manzanilla en una cafetería y vuelvo al restaurante coreano Seúl para comer.

A las 14:30 h. comienza a organizarse la manifestación de U.G.T. en Marqués de Pombal, me integro y hago fotos,

me gusta la imaginación y la organización minuciosa, agrupación por agrupación, bien separados para que se puedan ver todas las pancartas, algunas agrupaciones solo suman una decena de manifestantes pero van en dos filas de cinco, otras llevan bandas que se extienden en fila de dos, otros van vestidos con trajes típicos, llevan grupos de bailes regionales, manifestantes disfrazados de gigantes y cabezudos… Desgraciadamente en Portugal las dos centrales sindicales mayoritarias se manifestaban separadas, en total no hay muchos manifestantes si lo comparamos con cualquiera de las manifestaciones de Madrid, pero ocupan mucho más espacio, se les ve mejor y parecen más optimistas y creativos.

Más fotos de la manifestación:

https://floredo.wordpress.com/2012/05/03/manifestacion-1o-de-mayo-en-lisboa/

A las 16:30 terminan de pasar todos los manifestantes y me quedo dando de nuevo una vuelta por la Feria del Livro en el Parque Fernando VII. Me gustó escuchar a un niño cantar una canción infantil que hace muchos años nos había enseñado el padre de una alumna portuguesa y que habíamos aprendido como parte de una fiesta intercultural.

http://www.youtube.com/watch?v=icrjKmzeWxQ

Finalmente sentí la necesidad de marcharme aunque sabía que faltaba mucho tiempo para la salida del avión. Así que volví al hotel, tomé la maleta y uno de los empleados me llamó a un taxi.

El avión tenía prevista la salida a las 8:45 h. pero despegó a las 9:15 h. (hora española), en vuelo tomé un sándwich vegetal y una botella de vino tinto sin alcohol Emina.

http://www.eminasin.es/

No comprendo por qué dejaron de venderlo en El Corte Inglés, ahora solo tienen blanco y con gas. Lo estoy consumiendo pero el tinto sin gas es mucho mejor. Me traje el botellín como recuerdo del viaje. He descubierto que hay tienda online que estoy dispuesto a utilizar.

Aterrizó a las 11:00 h. (hora española) aunque tardó en llegar a la parada. Tardé más de una hora en llegar a casa, ya que primero hay que tomar un tren que lleva de donde nos deja el avión hasta la salida, después el metro tarda 15 minutos en cada trasbordo. Finalmente me estaba acostando a 1 de la madrugada.

En general he disfrutado mucho de este viaje aunque he tenido momentos de nostalgia en que echaba mucho de menos la compañía de Manolo. Sobre todo al ver los tranvías y funiculares, en el mirador de Santa Justa, ante la casa de Eduardo, en mi visita a Artur…

Más fotos de Arte Urbano en Lisboa:

http://forjadordelunas.wordpress.com/2012/05/03/arte-urbano-en-lisboa-2012/

Más fotos de Arquitectura en Lisboa:

https://floredo.wordpress.com/2012/05/04/arquitectura-de-lisboa-mayo-2012/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: