LAICO O ACONFESIONAL ¿CUAL ES LA DIFERENCIA?

LAICO O ACONFESIONAL ¿CUAL ES LA DIFERENCIA?

Leo en el periódico El País, una entrevista a Ana Botella sobre la visita del papa. Ella defiende la organización y las prebendas con el argumento de que “Este es un estado aconfesional, no laico”. “Lo dice la Constitución. El Estado es aconfesional pero tiene la obligación de facilitar a las diferentes creencias su práctica”.

Según el diccionario de la real academia de la lengua:

Laico: “Independiente de cualquier organización o confesión religiosa”.

Aconfesional: “Que no pertenece o está adscrito a ninguna confesión religiosa”.

http://www.rae.es/rae.html

O sea que ¿aunque el estado no esté adscrito a la religión católica, tampoco es independiente de ella? A veces me siento como un analfabeto funcional. En este caso no entiendo la diferencia. Me gustaría que la propia academia de la lengua lo dejara meridianamente claro. Porque si no perteneces pero sí dependes de una confesión, las obligaciones estatales, las prebendas, los privilegios, en definitiva la unión entre iglesia y estado es la misma que si sí perteneces. ¿O no? ¿Hay algún padre (o madre) de la constitución que nos aclare al menos cual fue “el espíritu”? Creo que los españoles y españolas tenemos derecho a saber si nuestra constitución dice lo que opinan los colectivos laicos o lo que opina Ana Botella.

En cualquier caso, no creo que “facilitar a las diferentes creencias su práctica”, incluya bonos para helados, restaurantes, tiendas oficiales…, alojamiento gratuito, calles cortadas durante varios días, celebraciones litúrgicas en la calle… En esto la señora Botella miente, es posible que también al diferenciar entre dos términos que yo considero sinónimos.

Leer artículo completo en:

http://www.elpais.com/articulo/espana/Papa/debe/tener/misma/libertad/expresion/indignado/Sol/elpepunac/20110818elpepinac_8/Tes

Anuncios

2 comentarios so far »

  1. 1

    Ana Ortiz said,

    Pues no, no son sinónimos. El estado laico no consiente ninguna intervención, influencia, manifestación ni participación del clero en asuntos públicos. Es decir, bajo ninguna circunstancia, en un estado laico, se impartiría religión en las escuelas públicas, el clero no puede influir ni afectar la promulgación de una ley, aun cuando ésta le implique, como la contribución fiscal, por ejemplo, siendo que el clero, como cualquier otra organización que lucra y tiene ingresos y propiedades, habrá de pagar impuestos por la actividad económica que realiza, como todos los demás. En un estado laico – y te menciono este, porque el otro me parece una burla -, NO ESTÁ PERMITIDO REALIZAR OMILIAS NI CEREMONIAS RELIGIOSAS EN ESPACIOS PUBLICOS, así mismo, los símbolos de naturaleza religiosa han de restringirse a su exhibición en los lugares de culto y nunca en los edificios del Estado ni las calles. Una procesión, de haberla, tendrá que pedir permiso al ayuntamiento, como si de una protesta política se tratara. En lo personal, me quedo con el estado laico, ya que como bien dijo Ana Botella,- y si dijo eso, es lo único que ha dicho con sentido – El Estado es aconfesional pero tiene la obligación de facilitar a las diferentes creencias su práctica, y si los miembros del gobierno de turno se inclinan por una religión, la Constitución les ampara al poder ejercer esa religión abierta y públicamente sin que nadie pueda sentirse ofendido por ello… es decir, que los judíos, musulmanes, protestantes o evangelistas, ya se pueden ir a tomar por cu alquier lado que quieran que los señores gobernantes tienen derecho a manifestar su fe y adherencia a la Iglesia Católica cuando les venga en gana…. si fuera un estado laico, NO!.

  2. 2

    Rafael Alberto Díaz said,

    No se si haya un padre de la Constitución que en verdad resuelva el acertijo, o dé luces, las posiciones fanáticas que se quieren comer a todo el que cree en un Dios. Aunque digan que respetan, hay de aquel que se atreva a decirlo, solo tiene derecho a pensarlo, bueno, hasta ahora. Me parece que el sentido común es el que puede abonar más. Un gobierno laico representa a todo el pueblo, no importa quién haya votado o no votado por él. Un Estado laico no es enemigo del pueblo ni de la religión, es INDEPENDIENTE, es decir no es influido por una religión. Ante esto, el apoyo del Estado, en y por sus facultades públicas, para que se realice un evento de un grupo religioso, para que se realice un partido de futbol, o el desfile de un festejo universitario, no es opcional, es su obligación facilitar para que haya orden público. Desde lejos ve uno a Europa, que se supone que es lo más avanzado en el pensamiento, y me parece que cada vez hay mayor fanatismo y discriminación, y poco falta para que paseen a la guillotina aquellos que hagan uso de su libertad y opinen diferente.


Comment RSS · TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: