FAHRENHEIT 451

FAHRENHEIT 451

Película de François Truffaut que  proyectaron en la Filmoteca (Cine Doré) el viernes 20 de mayo de 2011, (hoy domingo 22 es la segunda proyección).

Aunque ya la había visto varias veces, nunca me canso. Fui a verla con un amigo que no la conocía, previa visita a la concentración por una democracia real en la plaza de “Sol-ución”.

Creo que es al menos una de mis películas favoritas de la historia del cine. Con grandes dosis de humor y de poesía nos dibujaba un futuro, que ahora ya es casi presente, ya que la película es de 1966 pero basada en una novela de  Ray Bradbury de 1953. Básicamente preconiza el fin del libro tal y como lo hemos conocido hasta ayer, escrito sobre papel. El título indica la temperatura a la que arde el papel de los libros.

Con la difusión actual de los libros digitales este futurible está de máxima actualidad.

Toda la película es una crítica a como los gobiernos cada vez recortan más presupuestos para cultura y los invierten en telebasura. La única alternativa a la cultura que se ofrece en este futurible es la telebasura (en pantallas gigantes que cuando se escribió era futuro y hoy en día ya casi todos tienen en sus salones, y mejor dos que una).

En la primera escena aparece el que considero el objeto surrealista más representativo del siglo XX: Un televisor al que le desatornillan la pantalla y descubrimos que encierra una serie de libros.

Otros de los objetos surrealistas que aparecen en la película ya los he recreado yo en diversas ocasiones, como los libros de madera.

La película está llena de títulos, de símbolos, de imágenes sorprendentes, de ideas libertarias.

Destaco un pequeño diálogo:

The Captain: ¿Qué hace usted en su día libre?

Montag: Corto el césped.

The Captain: ¿Y si estuviera prohibido?

Montag: Lo veía crecer.

Una crítica contra el adormecimiento de las conciencias, contra quienes rechazan que los jóvenes (o la población en general) tengan y expresen libremente sus ideas, contra quienes criminalizan que se desobedezca a las órdenes o las leyes injustas.

Y una performance total de la poesía: las personas- libro.

Una película siempre sorprendente, porque cada vez  que la veo descubro detalles interesantes nuevos. Por ejemplo en esta ocasión he descubierto que entre los libros que se queman se cuela uno de “Crucigramas en español”.

Una película surrealista intemporal. Volveré a verla.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: