GIORDANO BRUNO O EL ESPEJO DEL INFINITO de Eugen Drewermann. Notas finales.

GIORDANO BRUNO O EL ESPEJO DEL INFINITO de Eugen Drewermann. Notas finales.

Reflexiones anteriores:

https://floredo.wordpress.com/2010/09/19/giordano-bruno-o-el-espejo-del-infinito-de-eugen-drewermann/

https://floredo.wordpress.com/2010/09/24/giordano-bruno-o-el-espejo-del-infinito-de-eugen-drewermann-2/

Finalizada la lectura del libro expongo las últimas ideas que he resaltado:

“¿Has visitado ya a las siete hermanas?”, me preguntó una vez en casa de Lord Buckhurst.

“¿Qué hermanas?” Y todos se echaron a reir.

“Bien, me refiero a los arrecifes cretáceos que se extienden por la costa meridional, desde Brighton hacia el este; el arrecife extremo, el Beachy Head, se encuentra en las proximidades de Eastbourne y se alza abrupto a 200 metros sobre el mar” (página 258)

La conversación mantenida entre Bruno y William Gilbert me recordó el mes que pasé perfeccionando mi English en Sussex University, donde la dirección de la Institución organizó una visita guiada a los impresionantes acantilados Seven Sister.

Seven Sister

“Elogio de la asnalidad

 

Oh, asnalidad, santa sin paridad,

gustas de desplegarte en la piedad

y sabes manejar tan hábilmente las almas,

que nunca más las esponjarán espíritu y juicio.

 

Oh, santa ignorancia, a tu rica suficiencia

no la amenazan las figuras del terror,

como el arte y el saber, envejecidos

en la contemplación de las lejanas señales celestes.

 

¿Qué aprovecha a la curiosidad el deseo de saber

cómo es la naturaleza, y si también los astros

están amasados de tierra, agua y fuego?

 

Semejantes cerebros no temen al Santo:

con las rodillas clavadas en el polvo aguardan

la llegada de Dios en el cerebro del asno.” (páginas 265- 266)

En la poesía de Bruno, publicada en el libro “Cábala del caballo Pegaso, con el añadido del asno cilénico”, y que está transcrita literalmente, vemos la ironía, el esperpento, la sátira, el humor negro, el surrealismo.

“A quien un siglo condena a muerte, vive en todos los otros” (página 270)

Pensamiento de Bruno transcrito literalmente, profecía sobre su propio destino.

En el libro se nombran muchos otros filósofos y científicos cuyos pensamientos y descubrimientos se relacionan con los de Bruno, la mayoría me eran desconocidos, al margen de Galileo y Copérnico solo Bruno ha quedado universalizado gracias a su condena. Y Miguel Servet también asesinado por el mismo fanatismo religioso.

“Habrá que concluir que toda forma de poder incontrolado, con solo que dure lo bastante producirá en todas partes los mismos indicios de anquilosamiento. Se impondría entonces la nueva idea de la constitución inglesa: la de un control parlamentario del gobierno, que habría que aplicar también al papado romano y a cualquier otra forma de Estado que pretenda representar a Dios en la Tierra” (página 277)

Pues no, el “Estado” vaticano no es una democracia parlamentaria sino una teocracia y sin embargo es aceptado dentro de las Naciones Unidas. ¿Hasta cuándo?

“Y que, para expulsar los demonios

y arrojar al enemigo malo, lance exorcismos

desde su púlpito, hasta que la inteligencia se disipe

en el vaho y en las nubes de incienso” (página 308)

Estrofa que transcribe literalmente versos de Bruno del libro “De lo incontable, lo inconmensurable y lo irrepresentable”.

Yo hace muchos años que me negué a escuchar los ataques a la inteligencia que se lanzan en las iglesias, especialmente en entierros, bodas y demás “actos sacramentales”. No puedo comprender a políticos presuntamente de izquierdas que asisten resignada e institucionalmente a estos actos, donde suelen ser precisamente vilipendiados por entes como Rouco Varela.

“En un fuego tan hermoso, en un tan noble lazo, me hace arder la belleza y me ata la pobreza; de modo que sólo puedo gozar de la llama y la servidumbre, huir de la libertad y temer el hielo. Es una combustión de tal índole, que ardo sin quemarme.” (página 342)

Cita también literal del libro “De los heróicos furores”, donde como adelanta Drewremann “Es como si Filippo Bruno –pues Giordano Bruno murió aquel día- hubiera querido asistir a su propia ejecución” (página 342). Y lo expresa con la misma poética mística del poeta que murió en Úbeda:

“¡Oh llama de amor viva

que tiernamente hieres

de mi alma en el más profundo centro!”

(“Llama de Amor Viva”, Juan de Yepes)

Maiori  forsan cum timore

sententiam in me fertis,

quam ego accipiam” (página 344)

Termina el libro con esta cita tan conocida de Bruno: “Tal vez dictáis contra mí / una sentencia con mayor temor/ del que tengo yo al recibirla”

Un libro inmenso, cargado de filosofía, humanismo, ciencia y naturaleza.

Muy recomendable.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: