LA NOCHE EN OBRAS, 2010

 Desde 2007 soy seguidor de los eventos de la Noche en Blanco, ya he posteado en este blog dos artículos al respecto, uno sobre la primera de 2007 y otro sobre la del año pasado que no me gustó:

https://floredo.wordpress.com/2008/10/17/noche-en-blanco-2007/

https://floredo.wordpress.com/2009/09/23/19-de-septiembre-de-2009-%c2%bfnoche-en-vacio/

Este año he quedado con nuestro amigo sevillano y la impresión general que nos ha dejado la noche a ambos ha sido que cada año hay menos que ver y más gente buscando algo que ver. Como decía José Francisco Aranda, lo que más nos gusta es el entusiasmo del público.

EUGENIO ONEGUIN

Lo más relevante de la noche ha sido la ópera. Como había quedado a las 21:00 h. con nuestro amigo, bajé a las 20::00 y me senté a ver la ópera de Chaikovski. Empezaba a esa hora, pero yo había visto desde mi balcón que ya había gente sentada en las butacas que habían instalado en la plaza de Oriente desde las 18;30 h, algo absolutamente innecesario, yo obtuve una buena localidad frente a la pantalla, que habían dejado vacía, como tantas otras.

No la vi entera porque duraba tres horas, pero me pareció lo mejor de la noche.  La música de Chaikovski es desde luego deslumbrante y la interpretación de la protagonista Tatiana Monogarova, cuyo personaje se llama también Tatiana, fue intensa, pasional, dulce, angustiosa, melancólica, penetrante, cálida. Como actriz me pareció la mejor. Otros cantantes defraudaban, el peor Alexey Dolgov que interpretaba a Lenski, cantaba con la cabeza girada a la amada y los ojos vueltos al público, Manolo habría dicho que quedaba “muy escolar”.

Mientras mi amigo y yo nos dirigíamos hacia la escultura de Bijari “Poesía de los problemas concretos” seguíamos disfrutando de la música de Chaikovski. La obra elaborada con basura no es nada nueva, ya hemos visto muchas, incluso con la misma estructura elaborada en metal con material de desguace de automóviles, por ejemplo. Pero en cualquier caso es interesante.

LAS GRANDES OBRAS:

Me decía otro amigo hace unos días que, para algunos extranjeros, Madrid era una ciudad espléndida… cuando esté terminada.

Por supuesto no me voy a quejar de que en medio de la crisis mundial el ayuntamiento siga haciendo obras, hay muchas familias que viven de ellas. Pero es que, un año más, seguimos con el Centro Cultural Conde Duque en obras y sin programación para la Noche. Y sin Conde Duque, sigue siendo Noche en Vacío.

Vimos una actuación de unos percusionistas y un danzarín africanos dentro de un local comercial. Nos gustó.

Nos pareció muy buena la instalación de la Fundación Telefónica con contenedores de plantas, y lámparas  y rótulos construidos con pivotes de obras.

Los toboganes, columpios y balancines no me parecían nada adecuados para la noche. Podía haberse celebrado la Mañana en Blanco para niños. Como maestro siempre me ha “repateado” ver a padres con bebés paseando a las 1 de la madrugada.

Lo mejor los rótulos “La Gran Vía”, “La Gran Obra”.

Pero no era la única “Gran Obra” de la Noche. Para disfrutar de la ópera de Chaikovski,, el público tuvo que atravesar la Plaza de Isabel II, donde pudieron admirar la “instalación” La Gran Obra, versión hiperrealismo: Por cierto que seguirá “expuesta” hasta no se sabe cuándo.

 

"A pié de Ópera"

Obligatorio el uso de guantes

Las exposiciones de fotografía del Instituto Cervantes nunca defraudan, tienen contenido artístico, pero también social, cultual, humanista y solidario. Y además los paneles permanentes con fotos del Madrid antiguo con sus tranvías siempre nos recuerdan a Manolo.

Y NADA MÁS:

En Callao, las cestas con pedazos de alfombra de la celebración de las 100 años de la Gran Vía no fueron ningún objeto de nuestro deseo. Mucho menos la pantalla con baloncesto en Plaza de España o los comecocos de la Plaza Vázquez de Mella.

Este año no ha habido ninguna intervención ni en fuentes ni en fachadas de edificios emblemáticos.

Estaban cerrados el Cuartel General del Ejército y el Banco de España.

Terminamos la noche bailando Twist y Rock’n Roll durante un cuarto de hora en Cibeles, junto a paneles luminosos de “Share the World” y volvimos hasta Sol donde la música era “imbailable”.

Hagan juego señores: ¿Quién da menos?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: