VIAJE A NEW YORK, JULIO 2010

VIAJE A NEW YORK, JULIO 2010

New York era la ciudad del mundo preferida, el destino turístico mundial preferido de Manolo. Hizo varios viajes a lo largo de su vida, solo o acompañado. En el tiempo que compartimos nuestras vidas, estuvo una vez con su padrastro y finalmente otra vez conmigo.

Le apasionaba la arquitectura en general y en particular la arquitectura contemporánea. Recuerdo que incluso en el hospital sorprendió a un estudiante de arquitectura, voluntario de la Asociación Española Contra el Cáncer, por su conversación en torno a los arquitectos contemporáneos. Estaba fascinado por la construcción de las Cuatro Torres de la Castellana que nunca llegó a ver terminadas.

Los rascacielos de Manhattan son impresionantes, especialmente si nos fijamos en que muchos de ellos fueron construidos en los años 30, con rasgos arquitectónicos y decorativos propios del Modernismo o el Art Decó. Concretamente los más conocidos de esta época son el Chrysler Building, el Iron Flat, el Rockefeller Centre y, of course, el Empire State. Digo of course porque es el más visitado y famoso, pero a mí el que más me ha gustado siempre ha sido el Chrysler.

Pero al margen de admirar edificios singulares como los mencionados, la propia concepción y trazado de la Ciudad de los Rascacielos, al menos desde un punto de vista artístico o estético, deja una impresión futurista, luminosa, fascinante. Hay varios Observatories para poderla contemplar en toda su magnitud, pero el ineludible por histórico es el del Empire, situado prácticamente en el centro de la isla, y desde donde podemos ver alrededor todo Manhattan, y Liberty Island con la Statue of Liberty.

Lo peor del viaje ha sido la ausencia de mi mentor, le sensación de que este destino turístico tiene sentido acompañado de la persona que me lo dio a conocer, que lo dominaba, que sentía la ciudad como propia.

Otro aspecto no so good podría ser que tenía en mente soltarme un poco con el English, y no lo he hecho, por un lado porque no me he relacionado prácticamente con nadie al margen del g’morning, bye, thank-you, y como mucho algún excuse me, where is…?. Me he sentido muy solo y no he sido capaz de acercarme al people.  

Lo mejor, por otro lado, el hecho de que he intentado apropiarme a mi vez de la ciudad, walking, ya que no talking, de norte a sur, de este a oeste, visitando los lugares que él me había ya descubierto, incluso intentando descubrir otros espacios novedosos. Y sobre todo el barrio gay de Chelsea, con sus restaurantes, sex-shops y en especial la librería Rainbows and Triangles, en la 192 Eighth Avenue http://www.rainbowsandtriangles.com/

Journal of the Trip

Saturday 24th July 2010

El vuelo de Iberia IB6251 partió puntual desde el Terminal 4S de Barajas a las 14:00 horas. A pesar de estar de los primeros en el check-in me asignaron un asiento en la parte de la cola del avión, nada de particular excepto que el aire acondicionado no se reguló bien en todo el viaje, la temperatura estaba helada, todo el pasaje con las mantas hasta el cuello, varios pasajeros pedimos que se suavizara la temperatura pero algún fallo técnico hizo que no fuera posible. Una señora que estaba sentada detrás de mí descubrió que en la parte central del avión se estaba más calentito, se lo oí comentar a su marido y tomé nota, levantándome, adelantándome a la parte central y quedándome de pié en el pasillo, mientras aprovechaba para hacer algún ejercicio de piernas y algún isométrico de brazos para desentumecerme y entrar en calor.

Han vuelto a dar comidas gratis, un efecto positivo de la crisis financiera porque en los últimos años habían dejado de darlas y había que pagar si quería comer algo durante el vuelo. Como no sabía esta grata novedad no había indicado que era vegetariano, pero tuve la suerte de que había fideuá con verduras.

Aterrizó puntualmente y con aplauso del pasaje incluido. Eran la 16:00 horas de New York, pero las 22:00 de España. Tomé un taxi hasta el Hotel Edison, en plena Times Square. Es un edificio de los años 30, necesitaría alguna reforma, pero tiene un vestíbulo agradable con murales interesantes. Me asignaron la habitación 2010, en el piso 20, no era muy mala, aunque la moqueta necesitaba un repaso, la alcachofa de la ducha no difuminaba al agua por lo que caía vertical, había ruido del aire acondicionado del edificio a pesar de que yo desconectaba el de la habitación. Y ruidos lógicos de un edificio junto a Times Square, aunque al ser una altura considerable llegaban amortiguados.

A pesar de que para cuando estuve instalado ya eran las 24:00 horas de mi cuerpo, en New York eran las 18:00, salí a dar un paseo.

Central Station, el primer lugar que visito es emblemático de Manolo, me acordé mucho de cuando lo visitamos juntos, él que estaba reacio a aparecer en las fotos porque se veía muy mayor, aquí no dudó en pedirme que le hiciera varias, se borraron por error al final del viaje. Yo pedí a un transeúnte que me hiciera una con el reloj.

Chrysler Building, está muy cerca de la Central Station, me confundí en principio creyendo que se subía al Observatory, me extrañó que el vigilante de seguridad me dijera que el edificio no se podía visitar a ninguna hora, estaba confundiéndome con el Empire State.

– Paseo por Times Square y cena en un restaurante del hotel.

Me acosté a las 21:00 horas, para mi cuerpo ya eran las 3:30 a.m.

 

Sunday 25 July 2010

Salí del hotel a las 7:00 horas y caminé todo Manhattan por la 8th Avenue para tomar el ferry a Liberty Island, por el camino descubrí el barrio gay de Chelsea, con los sex-shops, bookstores, tiendas de DVD’s, bares…

-Tomé el ferry, visité Liberty Island, subiendo a la base de la Statue of Liberty. Obligada visita imprescindible en cualquier viaje a New York, es Monumento Nacional.

– Volví a tomar el ferry para visitar Elly Island y el American Family Inmigration History Center.

Volví en el ferry a Manhattan, donde visité:

– Trinity Church

– World Trade Center, sigue en obras, han abierto un centro en memoria de las víctimas del atentado, el Memorial Preview Site, con fotografías y algunos objetos. http://www.national911memorial.org

Empire State, Observatory. Tras comer en un buffet al peso, subí al Observatory, siempre excepcionales vistas. También la considero visita imprescindible.

Rainbows and Triangles. Compras de libros de comics y tales en este buen gay bookstore de la 8th Avenue. Descubrí algunos de los títulos y autores que conocía principalmente por la página web de Comic Funatic,

http://comicfunatic.blogspot.com/,

además de otros libros de relatos que me atrajeron. Tuve que escoger mucho para no llevármelos todos, aunque, como me suele ocurrir, a final volví días sucesivos para llevarme los no escogidos al principio. Los que compré este primer día fueron:

  • Bears, colección de relatos de bears and cubs.

  • Dad’s Bedtime Tales, Volume 6, de la editorial Handjobs  que descubrí en mi viaje de estudios a Brighton y que incluye ilustraciones de Roger, mi dibujante erótico favorito.
  • Manly, cómic sin palabras de Dale Lazarov and Amy Colburn.
  • Josman, de la editorial Handjobs. Uno de los principales autores descubiertos a través de Comic Funatic
  • También me compré un imán con un dibujo de Tom of Finland

– Cena en un restaurante italiano con ambiente y clientela gay.

Volví al hotel sobre las 23:00 horas.

Monday 26 July 2010

De camino hacia el MOMA descubro cerca del Hotel el Mid City Gym y me compro una Workout Punch Card para ir toda la semana. Tenía intención de ir esa misma tarde paro finalmente lo dejé para el día siguiente a primera hora.

–          Museum Of Modern Art, MOMA, incluía, además de sus obras universales de Picasso, Bretón, Duchamos, Magritte, Dalí y Miró, entre otros, una exposición magnífica temporal de Matisse, Radical Invention, 1913- 1917. Por supuesto también es visita imprescindible, y en cada viaje descubro magníficas exposiciones temporales, en el viaje anterior junto a Manolo pudimos disfrutar de la exposición antológica de Duchamps.

En la foto una obra fluxus de George Maciunas: “Flux Fest Presents 12! Big Names”:

–          Rockefeller Center, Edificio emblemático, Art Decó, que destaca por los relieves en sus fachadas, por la gran plaza conocida popularmente por los anuncios de la Coca- Cola, en los que se mostraba la iluminación del gran árbol de Navidad con la canción traducida de fondo: “Al mundo entero, quiero dar, un mensaje de paz…”, y por la fantástica escultura de Atlas sosteniendo el universo de Lee Lawrie. Creo que también se puede considerar visita imprescindible:

–          United Nations Building. Incluía una exposición temporal sobre Climatología y las famosas esculturas, entre las que destaca: The “Knotted Gun” Disarmament sculpture (Non-Violence), del artista sueco Carl Fredrik Reuterswärd, expuesta en la entrada del edificio:

–          American Idiot.

http://americanidiotonbroadway.com/

Y por la noche, en lugar del gym fui a a unos de los muchos espectáculos musicales de Broadway. Podía escoger entre los clásicos y ya traducidos en España como Chicago, Mamma Mía, Billy Elliot, West Side Story, incluso vi anunciado aunque ya no lo representaban Hair .

Pero escogí esta historia por lo que tiene de autocrítica, moderna y actual. Por el título y la cartelera claro, no sabía lo que iba a encontrarme. Se representa en el St. James Theater. Y me encontré con una escenografía deslumbrantemente moderna; con una música de Green Day y unas canciones de Billie Joe Armstrong verdaderamente  impresionantes, rock moderno, estruendoso, intenso, cálido y lúdico; y unas actuaciones y coreografías impecables. Lo mejor para mí era el carácter tough guy and manly, de toda la obra, protagonistas masculinos, coros de voces very, very masculinas, acrobacias, etc. Y el etcétera incluye algún cuerpo semidesnudo impresionante. Disfruté del espectáculo. Si vais a New York os la recomiendo.

Tuesday 27 July 2010

–          Mid City Gym. Abre cada día a las 5:00, yo he estado yendo a las 6:30. Tiene dos amplios espacios con una apretada selección de máquinas para trabajar todos los músculos, digo apretada porque casi son asfixiantes, dejan poco espacio. Entrenadores personales si los solicitas, cabinas de láser, vestuario con taquillas que no utilicé porque salía vestido de gym desde el hotel y después volvía a lavarme y cambiarme… ¡Ah! y el tipo que me atendió y fisioterapeuta es un hombre guapo de ojos claros, alto y musculoso.

–          Metropolitan Art Museum. Por supuesto es otro museo imprescindible, prácticamente inabarcable, con un montón de salas y una indescriptible colección de buen arte de todos los tiempos y todos los rincones del mundo. La principal exposición temporal era Picasso in the Metropolitan Art Museum, con importantes obras maestras, aunque considero que las principales están en el MOMA. También me gustó mucho la sala dedicada a Arts of Africa, Oceanía and the Americas, con grandes esculturas de figuras masculinas dotadas con grandes penes.

La foto que he escogido se titula “Wounded Warrior“, escultura romana de marmol:

–          Museum of Sex, Y después de estas figuras fálicas busqué el museo específico del sexo, pero no me pareció muy interesante, no lo recomiendo. Para Sexmuseum vale la pena pagarse un viaje a Ámsterdam.

–          Rainbows and Triangles. O en cualquier caso volver a Chelsea. No podía dejar algunos de los títulos que había apartado el domingo:

  • Go South, Private Collection by Julius. Es otro de los buenos dibujantes descubiertos gracias a Comic Funatic. Es verdad, como me dijo el dependiente que me reconoció del primer lote, que los rostros de los personajes son siempre muy parecidos, pero las historias son muy muy porno, young- old porn.
  • Handjobs Anthology Volume 23. You want a ride or not?. Libro de tales.
  • Cocky Copper. Es un muñeco articulado para mi particular SexMuseum, Es un policía al que le podemos dar cuerda y se masturba. Divertido.

Por curiosidad entro y exploro los múltiples sex-shops de la 8th Avenue en busca de más literatura o juguetes, pero no encuentro nada interesante de momento. Ceno en un Chino y al hotel.

Wednesday 28 July 2010

–          Mid City Gym.

–          New York Transit Musem. Este museo está en Brooklyn, lo había visitado con Manolo por su especial afición al mundo de los trenes. Es un museo sobre la historia del Subway en New York . Trenes de todas las épocas, herramientas, fotografías, filmes, maquetas, juguetes, obras de arte con toda esta temática… Fue el lugar donde más eché en falta la compañía, la experiencia, los comentarios, la vida de Manolo. Y lloré. Lo destaco como visita imprescindible para mí y para qienes amen el mundo de la maquinaria y el ferrocarril. También para morbosos de los Workers. Precisamente la foto es una obra de Owen Smith titulada “Workers”:

Tuve un problem con la subway vending machine al intentar comprar un pase para 4 viajes, costaba 8 dollars, introduje tres billetes de 1 dollar, pero al introducir otro de 5 dollars la vending machine no lo aceptó, lo devolvió pero se quedó atascado, intenté tirar de él pero tenía miedo de que rompiera, al final la vending machine se lo tragó, y me dejó un MVM Receipt con el Failure Reason: Unable to return money. O sea que como la máquina no daba cambio, no me devolvió los 8 dollars pero tampoco me expendió el ticket . Reclamé a uno de los 6 u 8 policemen que estaban de charla ante los torniquetes de entrada y aprovechando que alguien abría desde dentro el gate me invitó a entrar, vaya que me dio a entender que me colara. Y lo hice. Para volver compré un ticket de 1 viaje. Lamentable. aunque reconozco que puede pasarnos en cualquier parte del mundo. incluido Madrid. Solo que en Madrid hay personal, todavía, en las estaciones que pueden ayudarte. En New York solo hay policemen, cientos, por todas las esquinas de la ciudad, y en los subways y estaciones de bus, pero no vi que solucionaran mucho. 

–          Whitney Museum. Otro museo de arte contemporáneo, aunque menos relevante que el MOMA. Coincidí con el Christian Marclay Festival, y asistí a la performance Sixty-four Bells and a Bow de Ikue Mori. Dos chicas, una manejaba música por ordenador mientras la otra acompañaba manipulando las Sixty-four bells. Agradable y tiempo para descansar sentado.

Como era un poco tarde para comer entré en un italiano un poco caro, después descansé en el hotel y salí por la tarde.

Port Authority of New York & New Jersey Bus Terminal. Había pasado ante la estación central de autobuses cada vez que paseaba por la 8th Avenue, pero no había entrado a verla por dentro, era otra de las visitas que a Manolo le gustaba hacer dentro de sus intereses por el mundo de los trenes y transportes en general. Además de folletos de información turística, entre los que descubrí el New York Police Museum, y los aseos donde, como no, había algún tipo esperando ocasión para ligar; tiene como principal interés un bonito y emotivo monumento a las víctimas del atentado de las Twin Towers:

Dediqué el resto de la noche a curiosear por los sex-shops y cenar en un Thai.

Thursday 29 July 2010

–          Mid City Gym.

–          New York Police Museum. Recorrí toda la Broadway Avenue para llegar al museo que se encuentra en el sur de la ciudad cerca de Wall Street .

Lo más relevante es la exposición sobre el atentado y la actuación de la policía durante el mismo, incluye fotos, carteles, videos de declaraciones de agentes, restos de objetos policiales como pistolas, cascos o puertas de coches deteriorados por el fuego.

El resto del museo tiene menos interés, a destacar el escaparate de maniquíes con uniformes de todas las épocas, las vitrinas con esposas, armas de todas las épocas, curiosos objetos para esconder armas u objetos cortantes. Y me gustaron las antiguas motos Harley Davidson.

Como principal anécdota: En todos los edificios y museos, incluida la base de la Statue of Liberty, los visitantes debemos pasar por detectores de metales obligándonos mostrar el contenido de las mochilas y a quitarnos hasta el cinturón. En todos menos en el Police Museum.

–          Piers. Desde el museo salí hacia el oeste hasta llegar al mar y subí hasta la altura del hotel paseando con los paseos marítimos y viendo los piers y restos modernistas de antiguos piers destruidos. Este paseo no lo pude hacer con Manolo, supongo que en esa época no estaba tan bien arreglado, aún hay tramos en obras, pero está quedando muy agradable con espacios verdes, esculturas, carriles para bicis y para running. Comí en el Club de Golf sito en el Chelsea Pier Sports and Entertainment Complex. Llegué hasta el Circle Line donde podemos ver un inmenso portaaviones militar.

–          Rainbows and Triangles. Tras descansar en el hotel, salí como cada noche a curiosear por los sex-shops y como me sobraba mucho dinero entré a comprar algo más en R & T :

  • Shirtlifer, comics reivindicativos sobre vida gay, sexo seguro, visibilidad, etc, de Steve Macisaac.
  • In the blink of an Eye. Son historietas con finales enigmáticos. Curiosos.
  • Porky. De Logan. Un titulo que conocía por Comic Funatic, también con final enigmático.

–          Sex-Shops. Y en otro sex- shop compré una revistas y un pack de dos libros de relatos:

  • Uniform Tales

  • Tops & Bottoms

Se puede decir que he venido bien servido de literatura porno erótica.

Volví a cenar en el italiano de ambiente gay donde cené el domingo. Pero en esta ocasión me vieron cara de nuevo rico y sumaron a la cuenta, por primera vez en toda la estancia en New York, unas abusivas tips, 3 dollars 50, por una comida de 20 dollars. Las pagué sin rechistar pero recuerdo que Manolo solía protestar y se las quitaban, ya que las propinas nunca pueden ser obligatorias.

Friday 30 July 2010

–          Mid City Gym.

Me levanté un poco más tarde y tras una buena sesión de gym descansé en el hotel hasta cerca de las 11:00, en que bajé a hacer el check- out, y tomé un coche al aeropuerto, donde tuve varias horas de espera que entretuve leyendo Bears Tales.

El vuelo de Iberia IB6250 despegó cerca de las 19:00 horas, esta vez tuve un buen asiento en la parte delantera del avión con buena temperatura. Olvidé una vez más pedir menú vegetariano, y no había más que ternera o pollo para cenar, le pedí una bandeja sin carne, que incluía ensalada, queso y pastel. Como mi compañera de asiento no quiso cenar, la azafata me regaló adicionalmente la ensalada de otra bandeja.

Dormí poco, apagaron las luces a las 3:00 y la encendieron a las 6:00 para dar desayuno.

Aterrizamos a las 7:10.

Anuncios

3 comentarios so far »

  1. 1

    Charo said,

    Apasionante viaje, Pedro. me ha encantado leer la crónica y he vuelto a pasear por nueva York, que también es una ciudad que me encanta. Es una pena que no haya podido acompañarte, porque lo hubiera hecho con muchísimo gusto. Y te hubiera enseñado algunos rincones especiales para mí, muchos de ellos relacionados con la música de los años 30.

    Mi rascaciolos preferido también es el Chrysler Building, junto con el Flatiron, que es de una originalidad sorprendente. Pero fíjate en el General Electric, en Lexington Avenue con la 51, y observa los detalles Art Decó:

    http://www.nyc-architecture.com/MID/MID017.htm

    A ver si la próxima vez puedo acompañarte.
    Mil besos,
    Charo

  2. 2

    Mª Jesús Jiménez said,

    Hola Pedro, me alegra mucho saber de ti, tu viaje es fantástico. Un beso. Quizá algún día pueda conocerlo.

  3. 3

    Hola Pedro!!! me alegro que lo hayas pasado tan bien… muy buenas tus alusiones a los edificios, museos y la ciudad en sí misma. Es increíble como ha cambiado tu físico, estás hecho un fisiculturista de ley. Por favor, escribe en negro sobre blanco… se hace difícil leerte en verde… al menos en mi pantalla. Un abrazo Jorge.


Comment RSS · TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: