“EL GATOPARDO” de GIUSEPPE TOMASI DE LAMPEDUSA

“EL GATOPARDO” de GIUSEPPE TOMASI DE LAMPEDUSA

La novela, publicada por Editorial Moguer en su decimosegunda edición en 1963, año de mi nacimiento, lleva la firma manuscrita sin fechar de José Francisco Aranda, supongo que sería adquirida en ese mismo 1963.

Manolo había dejado la lectura a punto de terminar el 2º capítulo, por cierto el más largo del libro. No estoy seguro de si lo había traído de Madrid a Úbeda, o si ya estaba en Úbeda desde que lo adquirió Aranda. El caso es que se había quedado en Úbeda con la esquina de la página 89/90 doblada. Yo lo he retomado y lo he leído de un tirón en pocos días.

La obra comienza con una NOTA DEL TRADUCTOR donde nos anuncia que el gatopardo o leopardo jaspeado, como emblema del escudo del príncipe Fabrizio de Salina, representa “una actitud ante la vida y la muerte, ante los hombres y las cosas”

Y en el PRÓLOGO DE LA PRIMERA EDICIÓN ITALINA fechado en 1958 se nos presenta al autor y su obra.

Como se puede despender de la NOTA DEL TRADUCTOR, es un relato humanista, intimista, plagado de sentimientos, de reflexiones sobre la propia conducta y sobre la historia, y, desde luego, sobre la vida y la muerte.

No creo que, por buena que fuera la película, pudiera expresar todas estas reflexiones, todos estos pensamientos, emociones, y sentimientos humanos. Por cierto que la edición está ilustrada con fotogramas de la película.

Voy a reproducir aquí solo tres frases destacadas del libro:

La primera porque enlaza con una idea poética que comparto, a menudo he utilizado cartas de la baraja en mis obras y especialmente me ha parecido “viril” el caballo de espadas: “…y descubrir entre ellos el caballo de espadas que le ofrecía un augurio viril” (página 102)

La segunda por constatar que también hay humor, distensión e ironía en la novela: “… y miró casi tiernamente a don Onofrio que llevaba a su lado un trotecillo cochinero”.(página 74)

Y la última y más memorable y representativa de la obra por su profundo humanismo: “Don Fabrizio sintió que el corazón se le enternecía: su disgusto cedía el puesto a la compasión por todos esos efímeros seres que buscaban gozar del exiguo rayo de luz concedido a ellos entre las dos tinieblas, antes de la cuna y después de los últimos estertores. ¿Cómo es posible enconarse contra quien se tiene la seguridad de que ha de morir? Significaría ser tan vil como las pescateras que hacía sesenta años ultrajaban a los condenados en la plaza del Mercado… No era lícito odiar otra cosa que la eternidad”. (página 234)

Recomiendo su lectura tanto si os gustó la película como si no. Es una lectura para pensar.

Extracto del artículo de Wikipedia sobre la película:

“El gatopardo (en italiano: Il Gattopardo) es una película italiana de 1963 dirigida por el director Luchino Visconti, y basada en la novela del mismo nombre, del autor Giuseppe Tomasi di Lampedusa.

La película incluye un amplio plantel de actores de renombre internacional como el estadounidense Burt Lancaster, el francés Alain Delon y la italiana Claudia Cardinale.

Esta película es considerada como una de las obras esenciales del cine europeo de los años sesenta y de las más destacadas de su director: Luchino Visconti. Fue estrenada el 28 de marzo de 1963 en Italia.

La película obtuvo diversos galardones entre los que destacan la Palma de Oro a Luchino Visconti en el Festival de Cannes o varios premios del Sindicato Nacional Italiano de Periodistas cinematográficos”

http://es.wikipedia.org/wiki/El_gatopardo_(pel%C3%ADcula)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: