YO, TAMBIÉN

Ha sido mi primer regalo de estas fiestas del Solsticio de Invierno 2009- 2010

He llorado con la escena del beso de año nuevo,  no porque por fin se consumara el deseo del protagonista, sino porque he pensado que yo nunca volveré a hacerlo con Manolo. Manolo celebraba su santo el día de año nuevo, nos felicitábamos el año y le felicitaba el santo a la vez, ya veis que los dos éramos ateos y no creíamos en santos, pero el gesto nos regocijaba. Un beso. Y una profunda alegría por seguir juntos.

La he visto hoy, 6 de diciembre de 2009 en el cine Golem.

La película es todo un alegato a favor del respeto a la diversidad. Comienza con un discurso del protagonista diciendo que “Aquí no hay ni mujeres, ni negros ni homosexuales, aquí solo hay personas”.

Las escenas de danza del grupo “Danza Móbile” son deliciosas. La determinación de la chica down que quiere tener sexo con su amigo y quiere que su madre lo acepte y lo consigue es emocionante. Pablo Pineda es un encanto de hombre, dawn de los pies a la cabeza, simpático y humanista hasta la médula. Me encantó la escena final en la que intenta ligar con la acompañante del vagón de tren. Romántico, ligón, cariñoso, sensible. Muy bonito eso de que “si me sigues tocando van a estallar fuegos artificiales” como prolegómenos para hacer el amor por primera vez.

Es desde luego una historia de amor.

También me ha llegado hasta la lágrima la confesión de la madre del protagonista: “Si a todo el mundo le pasan cosas ¿Porqué no iban a pasarme a mí? “. No recuerdo literalmente, pero la idea es que hay que asumir los desafíos de la vida.

También me he reído en varias escenas, ya sabéis que yo soy así, de lágrima fácil y de risa fácil. Con lo de que “Sé atarme los cordones desde que tenía 10 años”. Con lo de que “¿Tú crees que la mujeres me pagarían?” cuando Laura le pregunta si ha pensado en la prostitución.

La recomiendo por supuesto. Es un buen regalo de Solsticio.

He copiado información de la web de la película:

http://www.yotambienlapelicula.com/index.html

SINOPSIS:

Daniel, un joven sevillano de 34 años, es el primer europeo con síndrome de Down que ha obtenido un título universitario. Comienza su vida laboral en la administración pública donde conoce a Laura, una compañera de trabajo.

Ambos inician una relación de amistad que pronto llama la atención de su entorno laboral y familiar. Esta relación se convierte en un problema para Laura cuando Daniel se enamora de ella. Sin embargo esta mujer solitaria que rechaza las normas encontrará en él la amistad y el amor que nunca recibió a lo largo de su vida.

LOS DIRECTORES:

ÁLVARO PASTOR

Madrid, 1972. Se forma como guionista y director con Miguel Picazo y en interpretación con Juan Carlos Corazza y Catalina Lladó. Posee además estudios de música en el Conservatorio de Madrid.

   Ha trabajado en cine, televisión y publicidad como guionista y/o realizador desarrollando casi toda su actividad artística dentro del cortometraje. Ha dirigido y producido cinco entre los que destaca su último trabajo, ‘Invulnerable’, con más de 40 premios internacionales.

   Trabaja como guionista junto a Antonio Naharro desde hace 14 años. Han escrito juntos cinco cortometrajes compartiendo la dirección en ‘Uno más, uno menos’ por el que fueron nominados a los premios Goya 2002.

ANTONIO NAHARRO

Albacete, 1968. Se forma en el Estudio de Juan Carlos Corazza (Madrid) y otros como Bernard Hiller (Los Ángeles y Roma) William Layton, John Strasberg, etc. Diplomado por la escuela madrileña de terapia gestalt.

   Trabaja en cine, teatro y televisión. Adquiere casi toda su experiencia como profesional a través del cortometraje empezando como actor y guionista hasta llegar a la producción y la dirección junto a Álvaro Pastor con el cortometraje ‘Uno más, uno menos’, ganador de numerosos premios internacionales y nominado al Goya 2002 al mejor cortometraje de ficción.

   En el año 2004 protagoniza y co-produce el cortometraje ‘Invulnerable’ dirigido por Álvaro Pastor, obteniendo varios premios de interpretación en festivales de todo el mundo (Alcalá de Henares, Brest, Bruselas, etc)

YO, TAMBIÉN es el primer largometraje para ambos directores.

REFLEXIONES DE LOS DIRECTORES

Conocimos a Pablo Pineda por televisión mientras estábamos en Sevilla. Antonio vivía entonces en esta ciudad y Álvaro había ido de visita a conocer la compañía Danza Móbile para preparar un proyecto con ellos. Teníamos idea de profundizar en la discapacidad y el síndrome de Down tras nuestro cortometraje ‘Uno mas, uno menos’.

Cuando escuchamos a Pablo supimos de inmediato que era una persona única y a la vez como todas las demás. Nos conmovió la evidencia de su soledad. Su situación nos parecía un puente entre dos mundos por encontrarse en dos lugares a la vez: El de la discapacidad y el de la supuesta normalidad o no-discapacidad. Se encontraba en tierra de nadie. Así surgió DANIEL, el alter ego de Pablo Pineda.

     El síndrome de Down se caracteriza entre otras cosas porque le cuesta fijar la norma social. Pensamos que el personaje complementario para esta historia tenía que ser una mujer rebelde por naturaleza. Alguien muy down como complemento a un síndrome de Down inusualmente adaptado a la norma. Tenia que ser un personaje que sacara a Daniel el down expresivo y espontáneo que tiene dentro. En cuanto hablamos con LOLA DUEÑAS, intuimos que la esencia del personaje estaba en ella. Tras un par de encuentros de trabajo apareció LAURA.

     El primer paso fue escribir un guión sin conocer realmente a Pablo. Nos dejamos llevar por la intuición charlando a menudo con Fernando Castets, nuestro tutor dentro del taller de desarrollo de guiones Fundación Carolina que se impartía en Casa de América. Nuestro objetivo en ese momento era crear una ficción alrededor de un personaje con la realidad de Pablo Pineda. Antonio tenía a su hermana Lourdes, síndrome de Down, pero este caso era diferente. Jamás habíamos conocido a un síndrome de Down expresar ideas tan complejas y de manera tan clara. ¿Se habría aprendido de memoria lo que tenía que decir en televisión? ¿Sería realmente como parecía que era? Tras la segunda versión del guión decidimos viajar a Málaga para conocerle.

     El primer encuentro nos confirmó que había una historia que contar. No dejábamos de sorprendernos a cada momento durante esa primera conversación y esto nos inspiró profundamente para seguir adelante.

Desde el principio hubo buena conexión entre nosotros. A Pablo le gustó el guión y empezó a colaborar con nosotros. Había un largo proceso de documentación por delante. Meses después,  durante una de nuestras visitas a Málaga, nos dimos cuenta de que solamente él podría interpretarlo. Y se lo propusimos.

     Teníamos que hacerle una prueba para cerciorarnos de que era capaz de interpretar un personaje. Nos bastó media hora para tenerlo claro. Tenía un talento innato para la actuación aunque deberíamos ensayar mucho y trabajar en una dirección que se alejara del cliché interpretativo que él conocía. Su inteligencia, más la apertura emocional y su confianza en nosotros ha hecho muy fácil el trabajo.

     Era imprescindible contar con la aprobación de la familia. Este tema es muy importante dentro de la película. La familia tiene mucho peso en las personas con discapacidad y por supuesto también en las demás. Hemos intentado abarcar diferentes tipos de familia y sensibilidades para dotar de realidad al mundo que rodeaba a estos personajes.

Dentro de este mundo a veces reducido, quisimos incluir a otras personas con síndrome de Down cuya realidad fuera más global que la del propio protagonista. Esta fue la razón de incluir el grupo Danza Mobile con quienes pensábamos trabajar en un principio.

     Conocimos a Koldo Zuazua, uno de los productores de la película, quien se había interesado por nuestro último trabajo, el cortometraje ‘Invulnerable’. El proyecto le interesó y lo llevó a Alicia Produce, la productora de Julio Medem, quien mostró una sensibilidad especial con el proyecto.

     El proceso de preparación ha sido largo. Muchos ensayos y sucesivas versiones del guión adaptadas a lo que íbamos descubriendo en ellos. Para nosotros ha sido muy importante el proceso de selección de los actores y el equipo técnico. Algo de lo que como directores estamos más satisfechos es de las elecciones tomadas. Elegir bien te facilita el trabajo. Escogimos actores desconocidos para acompañar a los protagonistas y dar verosimilitud de la historia. Junto a Lola Dueñas trabajamos un personaje complejo que diera un giro a la historia y nos mostrara el mundo de una persona “normal” con un montón de problemas.

     Con respecto a la propuesta estética y narrativa, nos decantamos junto a Alfonso Postigo, director de fotografía, por una puesta en escena desnuda, cámara al hombro y buscando una iluminación realista y un rodaje ligero. Rodar con actores con síndrome de Down requiere una atención especial para el equipo. Ellos tienen facilidad para vivir el momento que requiere cada escena pero el equipo ha de adaptarse y has de saber cómo entenderte.

     Hay dos ciudades en la película, Sevilla y Madrid, como hay dos protagonistas y dos mundos que se cruzan. Y un viaje que para ambos representará un cambio hacia adelante en sus vidas. Para Laura supondrá el reencuentro con el pasado. Para Daniel será el principio de la madurez.

REPARTO:

Pablo Pineda

DANIEL SANZ, personaje interpretado por PABLO PINEDA

Sevillano. 33 años y síndrome de Down. Es el primer europeo con esta discapacidad que tiene un título universitario: Magisterio y Psicopedagogía. Es trabajador, de aspecto impecable, tenaz y enamoradizo.

Lola Dueñas

LAURA VALIENTE, interpretado por LOLA DUEÑAS

Madrileña. 35 años. Mujer de fuerte atractivo sexual. Trabajadora social de la  Junta de Andalucía. Bebedora, divertida, promiscua y con un pasado que ha decidido olvidar.

Danza Mobile

LA COMPAÑÍA “DANZA MÓBILE”

www.danzamobile.es

En YO, TAMBIÉN interviene la compañía de danza Danza Móbile de Sevilla, formada por bailarines con discapacidad intelectual que son parte esencial en el desarrollo del film.

     La Compañía Danza Mobile es una compañía de danza sevillana que viene funcionando desde 1996, con la particularidad de incorporar en sus producciones a bailarines con discapacidad intelectual, los cuales se forman en el Centro de Artes Escénicas “Danza Mobile”.

     En un principio, la Compañía de Danza nació con la intención de ser un escaparate donde mostrar que toda persona tiene derecho a subirse a un escenario sí tiene algo que decir y posee la preparación necesaria para hacerlo. La compañía se funda también con miras a una salida profesional del alumnado del Centro de Artes Escénicas. Pero más allá de esto, el objetivo fundamental que promovió su creación fue el de introducir a una Compañía de Danza, que trabaja con personas con discapacidad intelectual, en los circuitos normalizados de danza, con la intención de que, público, crítica y mercado, valoraran su calidad artística al margen de su discapacidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: