Exposición LÁGRIMAS DE EROS en Thyssen y Cajamadrid

Hoy, sábado 24 de octubre he ido a ver la exposición “Lágrimas de Eros” en la sala de exposiciones de la Fundación Cajamadrid.

La recomiendo porque nos zambulle en el mundo de los mitos eróticos tratadas  a lo largo de la historia del arte. No están todos ni por supuesto todas sus representaciones. Pero es una buena muestra liberadora y polifacética.

Por ejemplo se me ocurre que aunque hay algún ejemplo de “Pietát” que podría relacionarse con el mito de “Endimión dormido”, considero que el erotismo en las representaciones de las pietáts darían para un capítulo aparte.

"Pietat" Miguel Ángel

"Pietat" Miguel Ángel

Así como las de hombres luchando entre sí o trabajando semidesnudos, por ejemplo “La fragua de Vulcano”.

La fragua de Vulcano. Velázquez

La fragua de Vulcano. Velázquez

Incluso algunas representaciones de Cristo o de dioses grecoromanos podrían relacionarse con Eros.

"Cristo en la cruz" Goya

"Cristo en la cruz" Goya

Estoy pensando en representaciones de cuerpos masculinos.

Quizás la escultura en yeso de Antonio Canova “Endimión dormido” sea de las que más me ha atraído.

Endimión dormido. Antonio Canova 1822

Endimión dormido. Antonio Canova 1822

También destaco dos obras que ya conocía pero que nunca se acaban de conocer en todo su magnitud. Me refiero a la obra de Dalí: “Sueño causado por el vuelo de una abeja alrededor de una granada un segundo antes del despertar”

Sueño causado por el vuelo de una abeja alrededor de una granada un segundo antes del despertar. Salvador Dalí 1944

Sueño causado por el vuelo de una abeja alrededor de una granada un segundo antes del despertar. Salvador Dalí 1944

 y la obra de Paul Delvaux “Venus dormida”.

Venus dormida. Paul Delvaux 1944

Venus dormida. Paul Delvaux 1944

Dos mundos oníricos inquietantes plenos de detalles, de símbolos, de significados, de fuerza, de erotismo. La de Dalí por supuesto más homo, pero ambas inabarcables y subyugantes.

La exposición está dividida en diversos mitos eróticos, unos se exhiben en el museo Thyssen y otros en la Fundación Cajamadrid.

En el Thyssen se anuncian:

Nacimiento de Venus

Eva y la serpiente

Esfinges y sirenas

Tentaciones de san Antonio.

El martirio de san Sebastián

Andrómeda encadenada

El beso

Los que he visto en la Fundación Cajamadrid han sido:

Apolo y Jacinto. Es el mito más homoerótico de la exposición

Endimión dormido. Aunque el mito no es homoerótico, las representaciones son apropiables.

Bellas suicidas Cleopatra y Ofelia

Magdalena penitente. Tenemos en casa varias representaciones de Magdalena.

Cazadores de cabezas. Incluye el aspecto homoerótico de David y la cabeza gigante y viril de Goliat.

De los mitos exhibidos en el museo Thyssen me interesan principalmente “El martirio de san Sebastián”, pr razones obvioeróticas, y las “Tentaciones de san Antonio” por el carácter onírico que suelen impregnar las representaciones de este mito, que incluye erotismo pero también oras realidades o surrealidades del subconsciente y la fantasía.

De la web de la exposición copio las referencias y las fotos de algunas obras:

http://www.museothyssen.org/microsites/exposiciones/2009/Lagrimas-de-Eros/

“El título de la exposición procede del último libro publicado en vida por Georges Bataille, Les Larmes d’Éros (1961). Aquella fue la aportación final del autor sobre un problema que había indagado a fondo en su obra El erotismo (1957): la íntima relación entre Eros y Tánatos, entre la pulsión sexual y el instinto de muerte. El punto de partida de Bataille es la certeza de que en la petite mort del orgasmo experimentamos un avant-goût, una anticipación de la muerte definitiva. El recurso a imágenes de la agonía para expresar el clímax amoroso y al lenguaje del éxtasis para representar la muerte no es desde luego una invención de Bataille. Lo encontramos en Wagner, en la poesía romántica, en Bernini y en Miguel Ángel, en los místicos españoles y en la lírica griega arcaica. Lo que Bataille cree haber hallado es un fundamento para la identificación entre Eros y Tánatos: tanto en la muerte como en la consumación erótica regresamos, desde la discontinuidad de la vida individual, a la continuidad originaria del Ser.

La identidad entre Eros y Tánatos sólo cobra sentido para Bataille en el contexto de la experiencia de lo sagrado. El erotismo es objeto de un tabú, de una prohibición (interdit) que ilumina lo prohibido “con una luz a la vez siniestra y divina: lo ilumina, en una palabra, con una luz religiosa”. En el erotismo, como en lo sagrado, la prohibición no existe sin la transgresión. La prohibición excluye lo natural, los impulsos animales, para instaurar el dominio de lo cultural. Pero desde el mismo momento en que es formulada, la prohibición desencadena el retorno de lo excluido, de lo que se había rechazado con horror. Los impulsos bestiales regresan en el sacrificio religioso, donde su violencia es moldeada como un material precioso y peligroso. El sacrificio es para Bataille el escenario último del erotismo.

Para explorar la íntima relación entre Eros y Tánatos, nuestra exposición dispone las figuras mitológicas en un itinerario casi narrativo que avanza desde la inocencia a la tentación, de la tentación a los suplicios de la pasión, hasta la expiación y la muerte”

TENTACIONES DE SAN ANTONIO:

Las tentaciones de san Antono. Jan Wellens de Cock 1520

Las tentaciones de san Antono. Jan Wellens de Cock 1520

“Retirado en el desierto, el eremita Antonio es asaltado por visiones diabólicas, a veces de alto contenido erótico. En estas tentaciones entra en escena el voyeur, el mirón, con su ambigua actitud, entre la resistencia y la complacencia, entre la distancia visual y el acercamiento táctil”.

EL MARTIRIO DE SAN SEBASTIÁN:

San Sebastián. José de Ribera 1651

San Sebastián. José de Ribera 1651

 “Capitán de la guardia pretoriana y favorito del emperador Diocleciano, Sebastián fue condenado a ser asaeteado por sus propios arqueros. La imagen del joven atado al árbol, desnudo y atravesado por las flechas, con una expresión entre la agonía y el éxtasis, terminaría convirtiéndose en el icono gay por excelencia.”

APOLO Y JACINTO

La muerte de Jacinto. Giambattista Tiepolo 1753

La muerte de Jacinto. Giambattista Tiepolo 1753

 “En sus Metamorfosis, Ovidio narra el desenlace trágico de los amores entre Apolo y el príncipe espartano Jacinto, que murió accidentalmente al ser golpeado por el disco lanzado por el dios. Tiepolo representó el lamento de Apolo por su amante en una escena teatral y distanciada; otros artistas darán un tratamiento más íntimo a este episodio clásico del Eros homosexual.”

ENDIMIÓN DORMIDO

Endimión durmiente. Guercino 1645

Endimión durmiente. Guercino 1645

 “Endimión era un joven pastor (o cazador) que dormía una noche en el monte Latmos, cuando la diosa de la Luna (Selene o Diana, según las versiones) miró hacia la tierra y se enamoró de él. Ella le pidió a Zeus que sumiera a Endimión en un sueño eterno, para poder contemplarle eternamente. Con Endimión, el cuerpo masculino aparece vulnerable y rendido, convertido en pasivo objeto erótico.”

BELLAS SUICIDAS CLEOPATRA Y OFELIA

“La confusión entre la agonía y el orgasmo, entre la aniquilación y el éxtasis, se plasma en las figuras de dos bellas suicidas: Cleopatra y Ofelia. Cada una de ellas encontrará el final más adecuado a su carácter: Cleopatra, la petrificación marmórea, y Ofelia, la disolución en el agua”

MAGDALENA PENITENTE

Magdalena yacente. Antonio Canova 1819

Magdalena yacente. Antonio Canova 1819

 “Magdalena, la pecadora arrepentida por antonomasia, se retira a hacer penitencia: desnuda o vestida sólo con su larga cabellera, llora y medita ante el libro, la cruz y la calavera, alternando la mortificación de la carne y la indulgencia sensual.”

CAZADORES DE CABEZAS

Judit y Holofernes. Franz von Stuck 1927

Judit y Holofernes. Franz von Stuck 1927

 “La última frontera en el drama de Eros y Tánatos es un juego de las decapitaciones, escenificado por tres parejas bíblicas –Salomé y el Bautista, Judit y Holofernes y la menos previsible de David y Goliat. La cabeza cortada se convierte en trofeo de caza, reliquia sagrada y fetiche sexual.”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: