NADA PUEDE LLENAR MI VIDA

“Un sendero solo de pena y silencio llegó hasta el agua profunda.

Un sendero solo de penas mudas llegó hasta la espuma.”

Desde que falleció Manolo he estado intentando llenar mi vida con experiencias de todo tipo: culturales, familiares, deportivas, sexuales, con amistades, virtuales…

Al principio, una compañera que acababa de perder a su marido me recomendó que iniciara un diario, se lo había recomendado a ella su psicólogo. Comencé a escribir y a compartir algunas ideas con mis amigos. Y la verdad es que aliviaba a la vez que me angustiaba expresar mis carencias, mis miedos, mi rabia, mi tristeza y mis decaimientos.

Más tarde otra amiga me recomendó que abriera un blog en Internet, sería como un diario virtual, podría comunicar todas estas ideas a mis amigos a través de la red, y además compartir mis experiencias con desconocidos a través de la red. Ella consideraba que estaba escribiendo experiencias de interés general. Algo en lo que no todos mis amigos estuvieron de acuerdo.

La verdad es que creo que mi vida ha cambiado mucho desde que me introduje en el mundo de los blogs. Me lleva mucho tiempo pensar qué publicar, buscar información, elaborar textos, editar, aprobar comentarios y responder a los comentaristas, hacer recomendaciones de las entradas más relevantes…

Conforme fui dominando el asunto, fue clasificando las ideas y abriendo nuevos blogs temáticos desgajados del principal: un blog de educación, otro de sexo, otro de deportes. Casi todo el tiempo libre que tengo lo dedico a los blogs. A veces me siento muy atado. Y nunca he estado seguro de su utilidad, pienso que no son más que un simple entretenimiento. Es verdad que llenan el tiempo, pero no llenan mi vida.

Cuando empecé a tranquilizarme, me atreví a viajar solo, primero a Lisboa, después a Bélgica y Holanda. Pero, aunque las experiencias han sido en general positivas, también ha estado salpicadas por momentos y situaciones de recuerdos tristes. Y sobre todo de ausencias, me ha faltado el guía, su compañía, su iniciativa, su explicación histórico- geográfica- cultural, me ha faltado compartir compras de souvenirs, hacernos fotos…

Más tranquilo aún empecé a salir a buscar sexo, impulsado por los textos y fotos eróticas que había acumulado en el blog erótico. Una o dos veces semanales busco sexo. En el momento de vivenciarlo me siento feliz y a gusto. Pero cuando vuelvo solo a casa me siento vacío. Puedo compartir mis fantasías pero no mis intimidades. En algunas ocasiones mis parteners me han preguntado por mi estado civil: “Yo soy viudo ¿y tú?”. Y yo no he querido responder. “Yo he tenido pareja pero hemos roto. ¿Tú tienes pareja?”. Y yo no he querido responder. No quiero relaciones vinculantes, no quiero pasar por otra situación de pérdida como la que he vivido. Y me siento egoísta. 

También me inicié en el mundo del deporte. Antes solía asistir a los gimnasios solo, entrenaba solo y no hablaba prácticamente con nadie. Ahora me he atrevido a buscar una actividad deportiva específica, la lucha de brazos, que requiere tratar con otros, estar con otros, compartir con otros. Pero tampoco me llena, a veces me siento fuera de lugar entre jóvenes emprendedores. Y para colmo cada vez que vuelvo del gimnasio veo las cuatro torres de la Castellana que tanto interesaron artística y arquitectónicamente a Manolo, y recuerdo todos los viajes en autobús que hice al hospital, viéndoles crecer, mientras él no podía verlas. 

Evidentemente mi relación con Manolo fue un compendio de sexo, cultura, viajes, amistades, acuerdos, enseñanzas, placeres variados… Quizás el afecto es lo que mejor definiría nuestra vida en común.

Y aunque sienta que mis amigos y compañeros, y mi familia y los familiares de Manolo me quieran, el afecto que me daba Manolo es insustituible, lo hecho mucho en falta. Era algo que podía sentir cada vez que llegaba a casa, o que hablaba con él por teléfono, o que nos sentábamos juntos en un espectáculo, o que nos turnábamos para conducir el coche en un viaje, o que nos comíamos un helado. Aunque realice estas actividades con otras personas, no puedo sentir su afecto.

De hecho, solíamos concluir que como mejor nos sentíamos era estando los dos solos, cuando descubríamos nuevas ciudades, cuando comentábamos el espectáculo, cuando nos bañábamos en Benidorm o paseábamos por Úbeda.

Sé que tampoco va llenarme descargar aquí toda esta melancolía. Un amigo me dijo que todas las penas que publicaba no interesaban a nadie. Desde entonces decidí censurar los textos y solo publicar aquello que pudiera ser de utilidad para los demás. Hoy he querido romper esa regla y voy a colgar este texto intimista y pobre, sin utilidad, y sin valor poético, ni erótico, ni deportivo, ni político, ni educativo, ni cultural.

Lo publico porque esta mañana, como cada domingo, he ido al cementerio. Como cada domingo he llorado. Y he estado entre llantos hablando de esto con Manolo.

Y tal vez me haya afectado conocer la muerte de Mercedes Sosa. Y recordar su canción en la voz de Pasión Vega.

Y perdón por el tono. Se me hace muy largo un domingo solo en casa. Creo que hoy volveré a salir de ligue  aunque llore en el camino de vuelta.

MI DIARIO. MADRID, 4 DE OCTUBRE DE 2009

Anuncios

3 comentarios so far »

  1. 1

    Charo said,

    Pedro, hoy no es domingo, pero es fin de semana, estoy sola en casa y hace un tiempo otoñal que favorece la nostalgia. He vuelto a releer estas páginas tuyas que ya había leído el otro día, pero que me quedé con ganas de contestar.

    No te animaré diciendo que hay cosas que pueden sustituir a Manolo. Nada sustituye a una persona. Diré algo más, si eres capaz de entenderme bien y no me malinterpretas: nada sustituye a un ser vivo. Incluso a un animal: cuando se me ha muerto un perro, y he tenido a otro, este ha sido “otro perro”, pero nunca ha sustituido al anterior. Si eso es así con un animal…. ¿qué no será con una persona con quien se ha compartido mucho más que compañía?

    Pero también es cierto que debemos aceptar la muerte como algo natural, como una parte de la vida, una parte tan viva y tan real como el nacimiento. Siempre faltará Manolo, siempre nos faltará a todos los que lo conocimos. Pero hay más vida. Tú mismo nos lo enseñas cada mes, con tus periódicas “Recomendaciones”. ¿No lo ves?

    Y una cosa más. Una vez me dijiste que “no creías en fantasmas”. Yo tampoco. Pero también creo que una persona no muere totalmente mientras está viva su memoria. Y la de Manolo, puedes estar seguro, “goza de buena salud”

    Mil besos,

  2. 2

    luz marlene said,

    PERSONAS ESPECIALES SIEMPRE SE LES RECORDARA, AL PRINCIPIO ESTAMOS CON LA PENA CASI TODO EL TIEMPO, LUEGO ENTENDEMOS QUE SU PRESENCIA DEJÓ UN VACIO. A MI TAMBIÉN ME DIJERON OTRAS PERSONAS TRATA DE LLENAR TUS ESPACIOS CON OTRAS COSAS, DEPORTES, ESTUDIOS, PERO SIENTO NOSTALGIA POR LO QUE TUVE ALGUNA VEZ. HE LEÍDO Y SIENTO LO MISMO, AHORA SÉ QUE EL TIEMPO ES EL ALIADO DE UNO Y OLVIDAR ES LO MEJOR. MANOLO ESTARÁ MÁS FELIZ SI TE ENTREGAS A ESTA VIDA CON MUCHO AMOR.

    ABRAZOTES

  3. 3

    Eva said,

    Gracias por escribir tus sentimientos. Veo que lo hiciste hace muchos meses y aunque posiblemense ya no participes en este blog, quiero decirte que es de valientes el enfrentarlos y escribirlos para que los demas los leamos. Yo vivo a muchos kilometros de donde tu pareces vivir, aunque soy de tu pais, y acabo de encontrar tu comentario en un momento en el que necesito darme cuenta de lo que es verdaderamente importante en mi vida. Hoy me he enfocado en darle importancia a bienes materiales pasando por alto que no tienen ningun valor si hoy pierdo a la persona que mas quiero. Gracias por hacerme pensar en eso, por hacerme recordar lo que si vale la pena y lo que de verdad me llena la vida. Siento mucho que hayas tenido que pasar por la dura experiencia de perder a tu amor y ojala tu dolor hoy no sea tan fuerte como el del dia que escribiste esos sentimientos tan dificiles de superar. Te deseo todo lo mejor para siempre.


Comment RSS · TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: