EL PSOE Y EL PP A FAVOR DEL MALTRATO (ES OPINABLE)

Viñeta de Forges

Viñeta de Forges

Asquerosamente bochornoso el espectáculo de interés turístico que han escenificado nuestros presuntos representantes en el Senado. Según el PSOE una torre humana puede ser maltrato, ¿las acrobacias circenses y los deportes de fuerza también?. Según el “gobierno” no debemos dar pié para sustentar las reivindicaciones antitaurinas, ¿Y las reivindicaciones ecopacifistas? ¿las feministas? ¿las del movimiento LGTB (Lesbian, gay, transexual, bisexual)? ¿las sindicalistas? ¿las de los partidos políticos? ¿Disolvemos la organización social y volvemos a los cuarenta años de paz sin reivindicaciones?. Según el PP la definición de maltrato es opinable. ¿Es opinable dar una paliza a tu cónyuge?, ¿es opinable que se torturen presos?, ¿es opinable que ETA encierre políticos o empresarios en zulos?

¿Es opinable maltratar a la democracia con estas declaraciones?

Si ellos están a favor del maltrato, propongo que sean ellos los principales maltratados en las próximas elecciones generales.

Enric Gonzalez ha escrito una columna muy crítica y esclarecedora. Copio esta columna y la noticia que han salido hoy en El País, y la viñeta de Forges.

TRADICIÓN

http://www.elpais.com/articulo/Pantallas/Tradicion/elpepirtv/20090924elpepirtv_2/Tes

Enric González 24/09/2009

Ya era hora de que el PP y el PSOE se pusieran de acuerdo en algo. Ayer, en el Senado, los dos grandes partidos votaron juntos para que las fiestas populares que incluyeran “maltrato a animales” (lo del “maltrato” lo decían otros senadores, de grupos antiespañoles o, aún peor, catalanes) siguieran siendo catalogadas como de interés turístico, nacional o internacional. Hay que mantener la tradición, señores. ¿Qué es un país sin tradiciones? Podrá ser cualquier cosa, pero no España. Y si no hacemos algo iremos perdiendo poco a poco esos entretenimientos ancestrales, que nos unen a todos en torno a ritos tan sencillos y entrañables como cortarle los testículos a un toro agonizante.

Más aún: como bien dijo el senador Javier Marqués, esas fiestas, pongamos por ejemplo el lanceo del toro en Tordesillas, “atraen turistas y son acontecimientos de primer orden”.

¿Queremos tradición? ¿Queremos turismo? ¿Queremos acontecimientos de primer orden? Pues no nos limitemos a conservar, porque ésa ya es una posición claudicante. Vean lo que ha pasado con los toros: se cede un poco aquí y allá, por contentar a los finolis de siempre, y se acaba poniendo un peto al caballo del picador. El color de la fiesta nacional no es el mismo, indiscutiblemente, desde que los intestinos del caballo dejaron de relucir sobre el albero. Por no hablar de lo que se perdió en Manganeses de la Polvorosa desde que se acabó el simpático jolgorio de la cabra, el campanario y la lona.

Seamos activos. Respetemos lo que tenemos y vayamos un poco más allá. Si en la NBA hacen su All stars y en el fútbol se hacen selecciones con los mejores futbolistas, ¿por qué no unir en una gran fiesta lo más granado de esas tradiciones nuestras con las que, en el fondo, no hacemos más que expresar nuestro profundo respeto por el animal?

Podríamos soltar en una gran plaza española un toro con teas en los cuernos y correrlo a lanzadas, y a la vez arrojarle dardos, y sacarle los ojos, y colgarlo luego de una cuerda a ver si los mozos logran arrancarle la cabeza, y al final, si aún sigue vivo, cortarle los testículos y tirarlo de un campanario. ¿Se imaginan la de turistas que iban a venir?

PSOE Y PP RECHAZAN QUE SE PENALICEN LAS FIESTAS QUE MALTRATAN ANIMALES

EL SENADO TUMBA UNA PROPUESTA PARA RETIRARLES BENEFICIOS TURÍSTICOS

http://www.elpais.com/articulo/sociedad/PSOE/PP/rechazan/penalicen/fiestas/maltratan/animales/elpepuesp/20090923elpepusoc_10/Tes

Pablo X. De Sandoval – Madrid – 23/09/2009

Que las fiestas tradicionales atraviesan barreras ideológicas lo ha dejado claro esta mañana el Senado al rechazar por amplia mayoría una propuesta que pretendía penalizar las celebraciones en las que hay maltrato a animales o personas. La amplia mayoría la formaron PSOE y PP frente a los grupos pequeños, que consideraron incomprensible esta oposición. Dentro del propio grupo socialista, el descontento de algunos senadores era patente.

La moción, defendida por el senador de ERC Josep Maria Esquerda, pedía que se modificara una Orden Ministerial de 2006 en la que se prohíben las fiestas en las que se maltrata animales. La orden sólo afecta a las fiestas nuevas a partir de entonces, pero no a aquellas que ya existían previamente. La moción pide que la norma afecte a todas, que en consecuencia se revisen todas las fiestas y se le retire la calificación de Fiesta de Interés Turístico Nacional o de Interés Internacional a las que maltratan animales.

El senador de ERC aclaró que sólo pretendía evitar que este tipo de fiestas tengan una calificación de excelencia turística. “Bajo ningún concepto pretende prohibir absolutamente nada, simplemente estima que deben dejar de promocionarse, al amparo del Estado, aquellas fiestas en las que el principal reclamo es precisamente la violencia hacia los animales”, dijo en el pleno del Senado.

Esquerda defendió su moción mostrando en la tribuna la portada de EL PAÍS del pasado día 16 en la que un toro era lanceado hasta la muerte en Tordesillas. Esquerda se preguntó que pensaría un ciudadano sueco que planea viajar a España y consulta en una página web cuáles son las principales fiestas de interés de nuestro país y al llegar se encuentra con semejante espectáculo. Las referencias a Europa no faltaron en las intervenciones de canarios, nacionalistas vascos y CiU, todos a favor de la moción. El senador catalán Josep Maldonado se preguntó cómo se puede pedir esto todavía en 2009, y vino a decir que al Senado debía caérsele la cara de vergüenza si rechazaba la iniciativa.

El PSOE comenzó por ignorar las críticas. Sin embargo, ante el malestar evidente de algunos senadores socialistas, el grupo intentó una negociación in extremis para lograr un texto alternativo que pudiera votar. El movimiento fue tan desesperado que el socialista Javier Sanz tuvo que salir a hablar en su turno y confesar al pleno que no conocía la posición de su grupo, porque la negociación se estaba produciendo en ese mismo momento. Finalmente, amparándose en argumentos sobre las competencias, el PSOE dijo no a revisar los criterios con los que el maltrato a animales puede ser considerado de Interés Turístico Nacional. Algún senador socialista se negó a votar.

El PSC, que en el Senado forma un grupo aparte del PSOE junto con los partidos del Gobierno catalán, votó a favor de la moción. Eso significa que ningún senador catalán se opuso a la moción de Esquerra, ya que no estaba presente en la Cámara alta la senadora del PP Alicia Sánchez-Camacho. Varios senadores recordaron que el Parlamento acordó el año pasado prohibir las imágenes de violencia contra animales en horario infantil en televisión.

Además de formarse un bloque catalán en torno a la moción, el PSOE causó estupor en todos los senadores de esa comunidad cuando el socialista Javier Sanz se preguntó irónicamente si NO CONSIDERAN QUE LOS TÍPICOS ‘CASTELLS’ (TORRES HUMANAS) SON MALTATO A PERSONAS, PORQUE LOS QUE ESTÁN ABAJO “SUFREN EL PESO DE TODOS LOS DEMÁS” Y LOS NIÑOS TIENEN QUE SUBIR ARRIBA DEL TODO.

La calificación de Interés Turístico Nacional no supone un beneficio directo para una fiesta tradicional. Sí supone cierta preferencia a la hora de recibir ayudas o estar entre las que se promocionan en el extranjero.

El debate interno en el PSOE sobre este asunto se evidenció ya en la reunión del grupo parlamentario el martes, donde hubo voces a favor y en contra de la moción. Finalmente, el voto negativo viene forzado por el Gobierno, según fuentes parlamentarias, que considera que tocar esa Orden Ministerial SUPONE ABRIR UN MELÓN QUE DARÍA PIE A ASOCIACIONES ANTITAURINAS PARA SUSTENTAR SUS REIVINDICACIONES.

Por parte del PP, el senador Javier Marqués, defendió que toda la legislación, central, autonómica y local, se ha hecho teniendo en cuenta fiestas de “gran tradición, a veces de cientos de años”. Son fiestas que “atraen turistas y son acontecimientos de primer orden” en sus localidades, dijo Marqués. Su mera autorización, vino a argumentar, indica que cumplen con la normativa vigente. Por último, CONSIDERÓ QUE LA DEFINICIÓN DE MALTRATO ES OPINABLE.

Anuncios

1 Response so far »

  1. 1

    maribel said,

    En un país éticamente decente las corridas de toros estarían prohibidas. Es una verguenza que se nos conozca por la práctica de esta crueldad. Todo hombre de bien está obligado moralmente a luchar por su abolición.


Comment RSS · TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: