(Pido el pez y el taladro) Un ángel caído

Hoy he comenzado a escribir versos con mi esperma,

los dioses me han expulsado de sus olimpos,

                                                                 sus paraísos,

                                                                    sus esferas.

 

No es grave,

a partir de ahora mis versos engendrarán nuevos universos,

alimentarán el hambre de los pueblos,

germinarán de primavera la tierra.

Ya no tengo más dios que mi falo enhiesto

y la luz,

el verbo,

la verdad,

es un orgasmo seminal.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: