CORNADA por Enric González

Traigo a este blog un texto publicado por Enric González en El País, viernes 29 de mayo de 2009, por que me ha recordado aquellos días en que, estando en el hospital, yo le leía el periódico a Manolo.

A mí me gustaba comenzar el periódico por detrás, primero la columna de la contraportada, (hoy habría leído “Constelaciones” de Juan José Millás, e inmediatamente después la columna “Cosa de dos” de la sección “Pantallas”, habitualmente por Enric González.

Después pasaba a las páginas de opinión, con los dos editoriales, “el acento”, las viñetas de El Roto y de Forges, los dos grandes artículos de opinión y el tercero en “la cuarta página”, y las “Cartas al director”.

Concretamente siempre coincidíamos ideológicamente con los planteamientos de Enric González. Creo que el concepto “taurino” tal como lo reivindica Enric ya lo habíamos leído y compartido en alguna ocasión. Nos gusta mucho como escribe, el estilo cercano pero contundente, sobre temas de actualidad pero relevantes. Además algunas palabras, como en este caso “mandingas” o “solos de violín”,  las hemos utilizado coloquialmente entre nosotros, por lo que me parece un texto muy familiar, muy nuestro, muy de este blog de homenaje a Manolo.

El contenido es profundamente humanista, ecologista, reivindicativo, crítico y progresista.  Yo diría que este artículo sí que “entra de lleno en la categoría de estupendo”.y que también este texto es cultura de que “penetra en el pulmón”, pero en este caso para limpiarnos los alvéolos y permitirnos respirar mejor.

Gracias Enric.

“Soy bastante taurino. Y no lo digo porque generalmente me ponga del lado del toro, que también, sino porque el asunto de la lidia nos sitúa con frecuencia ante nuestra propia condición. Nos libera de hipocresías, mandangas y solos de violín. Nos ayuda a entender lo que somos. Me refiero a los medios de comunicación. Los que trabajamos en este negocio mantenemos un continuo debate sobre la exhibición de imágenes violentas. ¿Es lícito publicar la fotografía de un cadáver? En este mismo periódico hubo discusiones por una imagen que mostraba, al fondo, el cuerpo sin vida de una mujer. ¿Es correcto que la Dirección General de Tráfico utilice, en sus campañas de prevención, imágenes de cuerpos destrozados? ¿Hay jóvenes asesinos por culpa de la tele y los videojuegos? ¿Estamos creando una sociedad de monstruos?

 

Hasta que una corrida de toros nos permite dejarnos de tonterías. La del miércoles en Madrid salió estupenda. Antes habíamos disfrutado de una bonita cornada a un caballo, pero la cogida a Israel Lancho entraba de lleno en la categoría de lo estupendo: una cornada en el pecho. En televisión abrió numerosos informativos, presentados con frases como “unas imágenes que ponen los pelos de punta”. En bastantes diarios fue portada. En EL PAÍS, la excelente foto de Gorka Lejarcegi, con una composición casi pictórica, ocupó cuatro columnas sobre el titular Espeluznante cogida.

 

Por fortuna (estoy a favor de que gane el toro, pero no tanto como para que el torero sufra daños irreparables), parece que el torero Lancho saldrá con bien del trance. ¿Se habrían realizado los mismos alardes gráficos en caso de que Lancho hubiera muerto? Supongo que sí.

 

Es la ventaja de la lidia. Nos permite jugar con imágenes violentas sin (parece) el menor escrúpulo. Los toros son los toros, señores: hablamos de cultura. No es violencia gratuita. No son ganas de vender morbo. Es eso, cultura. Y no hay cultura más agradecida que la que penetra directamente en el pulmón, con neumotórax y hemotórax y un buen chorro de sangre.”

 

http://www.elpais.com/articulo/Pantallas/Cornada/elpepirtv/20090529elpepirtv_2/Tes

 

ENRIC GONZÁLEZ:

Periodista y escritor, nació en Barcelona en el año 1959. Como corresponsal del diario El País, ha vivido en Londres, París y en las ciudades estadounidenses de Washington y Nueva York.

 

Con un estilo personal e inconfundible, en el año 1999 publicó Historias de Londres. El compromiso de escribir este libro surgió durante el tiempo que permaneció como corresponsal del diario madrileño, en el que relata historias y anécdotas, dividido en capítulos tan heterogéneos como el minucioso análisis de la organización sanitaria hasta los lugares más populares de Londres.

 

Publicó en el año 2006 Historias de Nueva York con la editorial RBA, en la que autor bucea por las calles, bares, restaurantes y las gentes que la habitan, donde la amalgama de idiomas es tanta como el propio universo. Por sus páginas desfilan historias, sazonadas con algunos recuerdos personales.

 

Recibió el Premio Cirilo Rodríguez, que reconoce la mejor labor de los corresponsales españoles fuera de nuestras fronteras.

 

http://www.lecturalia.com/autor/546/enric-gonzalez

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: