PABLO MILICUA

El jueves 14 de mayo, conocí a Milicua en casa de Yolanda Tabanera.

En la pared del salón, se expone una de sus obras, un collage titulado “Venusberg”. Comenté que era muy grande pero él respondió que no, los tiene bastante más grandes. “Venusberg” mide 91X 119 cm, pero por ejemplo “Patinir” mide 130X 158 cm.

 

Estuve ojeando algunos catálogos de sus obras, objetos y collages.

 

Para mi, que suelo componer collages de tamaño DIN A4, las obras de Milicua son como imposibles rompecabezas de 5000 piezas, delicadamente acopladas en fantásticos paisajes con reminiscencias de la pintura flamenca y holandesa del siglo XVI (Brueghel, Patinir…). En blanco, negro y decenas de grises.

Con cuevas y oquedades como úteros y con cumbres recortadas con cúpulas y escarpados picos fálicos.

Paisajes poblados por personajes reales pero imaginarios, simbolistas, mítico-mitológicos, populares pero mágicos, fuera de contexto pero integrados.LA MONTAÑA POBLADA.detalleDetalle (fálico) de “La Montaña Poblada” 128X140 cm

 

Sus objetos tienen el encanto de la naturaleza. Raíces, cráneos, cornamentas, restos orgánicos encontrados y reinterpretados poéticamente. En ocasiones con mínima intervención plástica.

 

Actualmente expone junto a Yolanda y Ángel García Barcos en la Fundación Antonio López , en Cuenca.

He incluido más información sobre la exposición y la Fundación en la entrada: “El taller de Yolanda Tabanera”:

 

https://floredo.wordpress.com/2009/05/16/el-taller-de-yolanda-tabanera/

De su propia página web he destacado una breve reseña y el texto que escribió para la exposición de Yolanda en el museo Barjola de Gijón.

PABLO MILICUA, STORY

Pablo Milicua nació en 1960 en Bilbao. Creció rodeado de pinturas antiguas y libros de arte al ser su abuelo Florencio anticuario y su tío José historiador de arte. A la edad de trece años, mientras miraba un libro sobre el Bosco que le había regalado su abuelo, oyó por la radio la noticia de la muerte de Pablo Picasso. En ese momento decidió hacerse artista.

Sus primeras influencias fueron Salvador Dalí, el pop art y los tebeos. En su adolescencia creó el grupo barroco psicodélico junto a Wolfgang Arndt.

Estudió Bellas Artes, especializándose en pintura. Desde1983 ha participado en numerosas exposiciones colectivas realizando su primera individual en 1985. A finales de los ochenta comenzó a trabajar en el campo de la escultura destacándose en sus trabajos de mosaico y acumulación .

Ha ejercido también de ilustrador, dibujante de comic y crítico de arte. Ha obtenido numerosos premios y becas entre las que cabe destacar la de la Academia de España en Roma. Fue director de la sala de exposiciones Casa Ubu en Vitoria y organizó la exposición Mutantes del Paraíso para la sala Amárica del museo de esta ciudad. Ha realizado montajes al aire libre y en edificios abandonados en Roma, Manchester, Tiermas, Arija y Brooklyn.

Actualmente vive en Barcelona y es representado por las Galerías Fernando Latorre de Madrid y Windsor Kulturgintza de Bilbao.

 

CONVERSACIÓN CON YOLANDA TABANERA

 

El texto Conversación con Yolanda Tabanera fue escrito para el catálogo de la exposición Yolanda Tabanera en el Museo Barjola de Gijón. Tiene formato de entrevista. Aquí reproducimos el apartado final.

El espacio interior.

 

PM- Me interesa la idea de espacio interior, a la que apuntas muchas veces. La parte de viaje interno que tiene tu trabajo.

YT- Durante un tiempo, como símbolo de estas introspecciones, trabajé con la figura de un alter ego, al que José María Parreño bautizó como Picapecho, una especie de pájaro que miraba ensimismado hacia dentro y con el pico abre su cuerpo. Es una constante en mi trabajo. Es como buscar en el interior el templo, el lugar hermoso, lo caótico pero también lo bello. Lo inquietante, en el interior, al menos es propio.

Este espacio interior es también un espacio que acumula memorias. Acumula experiencias que uno no ha tenido personalmente. Mi interior es más grande que yo misma.

 

PM- Como una memoria genética que pueda haber dentro de nosotros. El inconsciente colectivo convertido en paisaje de la mente.

Aparte de este interior que a veces representas como huecos, como si el cuerpo fuera un jarrón y el hueco del jarrón fuera un espacio, existe una idea de paisajes, de paisajes que no son paisajes fantásticos, sino que son paisajes orgánicos.

YT- Hablas sobre todo de la última serie de obras negras en papel, que he producido en los últimos meses estando en un proceso personal más sombrío. Parecen viajes en una especie de líquido oscuro donde se vislumbran luces. Es como una mirada hacia dentro.

 

PM- A mí me recuerdan un espacio embrionario, intrauterino, o a las imágenes que se forman con los ojos cerrados antes de dormir.

YT- Si. Se ha relacionado lo embrionario con mi obra, a veces relacionándolo con mi feminidad. Pero no se refiere al embrión, ni al feto, ni al bebé. Hay una asociación con el embrión cuando no se comprende algo, cuando está en un estado transitorio. La imaginación y las visiones muchas veces están en un estado entre lugares.

 

PM- También es un estado al que muchos quieren volver. Un cielo o un limbo.

YT- Un limbo que en cualquier caso ya no existe para la iglesia. Es una pena ¿no? Porque es un lugar donde se puede estar…

 

PM- … a gusto.

YT- Muy a gusto. Ni en un sitio ni en otro.

 

PM- Y ahí está lo interno, los entresijos, las entrañas y otra vez volvemos al tema de los órganos.

YT- Los órganos son algo bello y con mucha información. Ahora me fascinan los libros de anatomía. Los órganos son como seres.

 

PM- Los etruscos sacaban las vísceras a las vacas y así veían el futuro. Se llamaba aruspicina. Usaban especialmente el hígado.

YT- No lo sabía. Sobre todo la información de nuestra vida, la memoria. Me imagino que un médico forense, cuando hace la autopsia, puede leer que tipo de vida ha llevado el cuerpo. El pasado, al menos en lo que concierne a la salud, lo ve con claridad.

Mi obra no trata siempre del espacio interior. También hay siempre una relación con el exterior. La correspondencia entre la forma del cuerpo humano y el universo es un tema clásico, la correspondencia de lo humano y lo arquitectónico, lo humano y las estrellas, las estrellas y lo humano. Cuando hago una mirada interior aparecen esas relaciones. Elementos de mí que sirven para construir.

 

PM- Además, tu obra es como un viaje hacia adentro, pero que sirve para expresar, es decir para sacar de dentro hacia afuera. Es tu voz. Tu te ves mucho en el exterior, estas hablando con el exterior.

YT- Si, si me ocupara solamente del espacio interior estaría en un convento de clausura, pero soy artista. Creo que tengo una mirada muy atenta hacia el exterior, incluso a veces demasiado sensible. No soy una ensimismada en una torre de marfil.

 

http://www.pablomilicua.net/

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: