BLAS DE OTERO. PIDO LA PAZ Y LA PALABRA

Ayer, martes 17 de marzo de 2009 el periódico anunciaba que hoy, el mismo diario, editaba una antología de Blas de Otero, Colección de Poesía de EL PAÏS. Y por supuesto la he comprado.

Antes de comenzar la lectura he releído el poemario “Pido la Paz y la Palabra” editado en 1955, en Ediciones Cantalapiedra, firmada por Aranda en el 57, y que he utilizado en diversas ocasiones en talleres de poesía y de Educación para la Paz.

 

He destacado unos pocos versos, estrofas y poemas que voy a transcribir como especialmente relevantes aunque, por supuesto todo el libro es esencial:

 

“eran sus brazos, como llama al viento”.

(Aquí tenéis, en canto y alma, al hombre)

Destaco esta imagen por su relación con la muerte en la hoguera de Giordano Bruno.

 

“Me pongo la palabra en plena boca

y digo: Compañeros. Es hermoso

oír las sílabas que os nombran,

hoy que estoy (dilo en voz muy baja) solo.

 

…Es hermoso oír la ronda

de las letras, en torno

a la palabra abrazadora: C-o-m-p-a

ñ-e-r-o-s. Es como un sol sonoro”.

(ACEÑAS)

El título de este poema ya me parece como un verdadero sol sonoro y lo utilizé en mi poemario “Acenhas da República” tras visitar la población Acenhas do Mar y fotografiar los edificios modernistas de la Avenida da República de Lisboa.

La idea de las letras formando una ronda la utilicé para talleres de poesía y Educación para la Paz y la relaciono con la escultura de Juan Genovés titulada “El abrazo” que se erige en la plaza Antón Martín de Madrid, dedicada a los abogados asesinados en el fuete de Atocha. Este hecho ocurrió veinte años después de ser escritos estos versos.

 

“En este Café

se sentaba don Antonio

Machado.

Silencioso

y misterioso, se incorporó

al pueblo,

blandió su pluma,

sacudió

la ceniza,

y se fue…”

(CON NOSOTROS Glorieta de Bilbao)

Creo que este poema que he trascrito completo no necesita comentarios, en cualquier caso vuelvo a recomendar la lectura de la biografía “Ligero de Equipaje” de Ian Gibson.

 

“Amo a Walt Whitman por su barba enorme

y por su hermoso verso dilatado.

Estoy de acuerdo con su voz, conforme

con su gran corazón desparramado”.

(POSICIÓN)

Y yo también amo, estoy de acuerdo y conforme.

 

“Yo, pecador, artista del pecado”

(JUICIO FINAL)

Creo que como autodefinición es un verso lapidario, toda una declaración de intenciones y un proyecto de vida libertario y anticlerical.

 

“Pero tú, Sancho Pueblo,

pronuncias anchas sílabas,

permanentes palabras que no se lleva el viento…”

En mis talleres de poesía me daba mucho juego para imaginar palabras que no puede llevarse el viento: Para infantiles tal vez: “Montaña”, para personas adultas tan vez. “Silencio”.

 

“Manos de lana me enredaron, madre.”

(BIOTZ- BEGIETAN)

He utilizado este verso como adivinanza esperando la respuesta infantil: “guantes”, pero el sentido afectivo es muy intenso.

 

PIDO LA PAZ Y LA PALABRA

Aquí no trascribo el poema completo por ser tan representativo. La profundidad y la denuncia de la censura (“lo que me dejan”) lo magnifican por encima de la supuesta sencillez y armonía. Quiero destacar el concepto “vacío”. (ver entrada en este blog sobre la exposición “Vacíos, una retrospectiva”)

https://floredo.wordpress.com/2009/03/10/vacios-una-retrospectiva/

 

“Viví

para ver

el árbol

de las palabras,

 

planté

palabras

vivas.”

(NI UNA PALABRA)

Es una imagen muy plástica, hemos elaborado en el colegio árboles de palabras. Este blog está repleto de palabras vivas que voy plantando día a día).

 

“ ,y un cuchillo

chillando, haciéndose pedazos

de pan”

(FIDELIDAD)

Las imágenes de cuchillos y pedazos de pan se han sucedido en mi expresión poética y plástica. Por poner un ejemplo, uno de mis primeros objetos múltiples titulado “Acerico” era un pedazo de pan al que había clavado diversos alfileres que también podrían ser pequeños cuchillos. Pero he realizado otros objetos, ensamblajes y poemas donde he tratado el tema del cuchillo que en la imaginería de Lorca, de la que supongo que estoy influenciado, podría ser un objeto fálico. Y que en poesía mística podría representar la llegada de la inspiración, o la fuerza de la conciencia, como una transverberación.

 

Desgraciadamente compruebo por el índice, que ninguno de estos poemas que he destacado (solo el que da título al libro) se encuentran en la selección de “El País”. No quiere decir que la mía sea más ni menos que la suya, pero me apena que precisamente estas bellas imágenes hayan sido las excluidas.

Anuncios

1 Response so far »

  1. 1

    maria said,

    genial,gracias


Comment RSS · TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: