CICLO BUSTER KEATON EN LA FILMOTECA

Esta semana he ido cinco veces al cine, el lunes fui con una sobrina de Manolo a ver una de estreno sobre el conflicto Palestino- Israelí: “El limonero” en el Golem, cine que Manolo y yo siempre hemos conocido por Alphaville. Película muy de actualidad donde podemos ver la diferencia de vida de unos y de otros y como las mujeres de ambos lados no comparten el punto de vista de los hombres.

 

Pero lo que quiero destacar es el ciclo que la Filmoteca está dedicando a Búster Keaton. Ya he comentado “El maquinista de La General”, que vimos juntos Manolo y yo. Y ahora quiero mencionar las cuatro que he visto esta semana y que coincide que en Wikipedia aparecen como las mejores de su carrera.

 

Mientras las veía me he divertido mucho pero a su vez me he acordado mucho de Manolo, he echado en falta su acompañamiento, contacto, sus sonrisas, sus aplausos y sus comentarios. Keaton era uno de sus actores preferidos.

 

Solía decirme que en su niñez y juventud  veía estas películas y se le conocía como “Pamplinas”. Se me saltaron las lágrimas cuando oí a un espectador que estaba sentado en la fila detrás de la mía comentar esto con su acompañante: “Aquí nadie sabe quien es Buster Keaton, todos le conocen por Pamplinas”.

 

He querido ver estas películas en recuerdo de nuestras miles de visitas a la Filmoteca, y quiero dejarlo reflejado en el blog como homenaje a su memoria.

 

Miércoles 7 de enero de 2009.

A las19:30, fuí a la Filmoteca a ver un programa del ciclo Búster Keaton, que incluía:  “The boat (“La barca”, de 1921) donde se construye un barco dentro de la casa, el barco tiene los palos y velas plegables para pasar bajo los puentes. y “The navigator” (“El navegante” de 1924). Donde el protagonista y su novia se ven atrapados en un barco a la deriva y llegan a una isla de caníbales a los que asustan vestido de buzo. La imagen más surreal es la del buzo utilizando un cangrejo para cortar un cable y un pez espada para defenderse del ataque de otro.

 

Jueves 8 de enero de 2009.

Me enganché al ciclo y repetí con otro programa a las 19:30 que incluía: “My wife´s relations” de 1922, donde el protagonista se ve casado por error con una mujer con varios hermanos muy brutos  quienes creen que el protagonista es rico, al descubrir que no lo es se generan situaciones de huida muy divertidas; y “Seven chances” (“Siete ocasiones” de 1925). Delirante persecución de cientos de novias, con avalancha de rocas incluida.

 

Sábado 10 de enero de 2009.

A las 17:30 nuevo programa  que incluyó: “One week” (“Una semana” de 1920), donde a los recien casados les regalan una casa montable con las instrucciones (directions) para fabricársela ellos mismos, al cambiar las cajas de montaje el resultado es una arquitectura contemporánea increíblemente anticipatoria;  y “Our Hospitality” (“La ley de la hospitalidad”) de 1923, donde siguiendo una vendetta hereditaria, los hermanos y el padre de la amada quieren matar al protagonista, escena de vagón de tren que cae al río convirtiéndose en barca.

 

Domingo 11 de enero de 2009.

Tras de visitar la Fundación Lázaro Galdiano y manifestarme contra la guerra en Gaza, a las 17:00 he ido a un nuevo programa: “The playhouse” (“El gran espectáculo” de 1921, donde Keaton representa al menos una veintena de personajes diferentes.; “The blacksmith” (“El herrero” de 1922), donde la inmensa herradura que sirve de anuncio de la herrería está imantada y atrae martillos, una rueda, la estrella y el revolver del sherif…, el protagonista para arreglar un reloj de bolsillo lo deja a templar en la fragua, unos martillazos y ya funciona. Escena animista del caballo que “necesita calzado”; “Sherlock, Jr” (“El moderno Sherlock Holmes”, de 1924), el protagonista sueña que se introduce en la pantalla de cine donde el cambio de secuencias le cambia continuamente de escenario. La ficción del cine dentro de la ficción del sueño, dentro de la ficción de la película. Como dice la canción de Aute “Y los sueños cine son”.

 

“BUSTER KEATON:

 

Joseph Francis “Buster” Keaton (n. Piqua, Kansas, 4 de octubre de 1895 – m. Woodland Hills, California, 1 de febrero de 1966) fue un famoso actor, guionista y director estadounidense de cine mudo cómico. Se caracterizó principalmente por su humor físico mientras mantenía un rostro inexpresivo en todo momento, lo cual le ganó su apodo, “Cara de palo”. Al igual que sus contemporáneos, Keaton provino del vaudeville. Su padrino fue Harry Houdini, quien lo bautizó “Buster” (el destructor) tras verlo caer de una escalera sin una sola herida a la edad de tres años.

 

Nació el mismo año en que fue inventado el cine. Keaton fue criado en el mundo del vaudeville, actuando junto a sus padres (presentados como “Los Tres Keatons”) desde la edad de tres años. Sus padres pertenecían a la Mohawk Medicine Company, igual que Houdini, y casualmente se encontraban en Kansas cuando Buster nació. Su padre había sido periodista en el Oeste, y junto a Myra, su mujer, realizaba un número acrobático. El espectáculo debía de ser bastante impresionante, ya que Keaton hijo era lanzado desde un lado a otro del escenario y pisoteado. El sketch se llamaba El estropajo humano y sus padres fueron interrogados por las autoridades en varias ocasiones para comprobar que Buster no salía dañado.

 

Three Keatons, 1901

Al momento que su carrera en el teatro comenzaba a florecer, Keaton comenzó a interesarse por la entonces naciente industria del cine. Decidió probar su suerte en el mundo de las películas y se unió a la unidad de cineastas de Fatty Arbuckle. El talento natural de Keaton para la comedia física llamó la atención de Arbuckle, quien pronto lo puso a coprotagonizar sus películas. Buster rechazó una oferta del Winter Garden Theatre, que le ofrecía 250 dólares a la semana, por trabajar en películas por 40 dólares cada una. Keaton y Arbuckle se hicieron entonces amigos inseparables. Su primera película fue Fatty asesino (The Butcher Boy, 1917), y a partir de ahí, Keaton se empezaría a interesar cada vez más por los aspectos técnicos del cine. Según él mismo, para averiguar cómo funcionaba una cámara de cine, la destrozó en mil pedazos, y comenzó a interesarse por tipos de película, objetivos, proyección y otros aspectos de la cinematografía.

 

Tras cinco películas más con Fatty, se trasladaron con todo el equipo a California, y fue allí donde conoció a una de las famosas hermanas Talmadge, Natalia, con quien se casaría poco tiempo después. Volvió a casarse otras dos veces, con Mae Scribbens en el año 1933 y con Eleanor Harris en 1940.

 

Buster Keaton en el Ejército: En el año 1918, fue llamado a filas para la Primera Guerra Mundial, y estuvo siete meses en Francia haciendo espectáculos para las tropas. Allí, fue cuando, debido a una infección en los oídos, se quedó prácticamente sordo para el resto de su vida. Cuando volvió a Estados Unidos, Fatty estaba preparando su primer largometraje y Joseph Schenck le ofreció su productora para realizar sus propias películas como protagonista. Paradójicamente, en aquella época fue cuando Fatty dejó prácticamente de hacer cine entre otras cosas por el escándalo que se produjo, en el año 1921, cuando fue acusado de la violación y muerte de la actriz Virginia Rappe.

 

Entre los años 1921 y 1923, Keaton rodó un largometraje, Pasión y boda de Pamplinas (The Saphead), y 19 cortos. Cuando cambió de productor, rodó, entre los años 1923 y 1928 otros 10 largometrajes. Durante esta época, tuvo absoluto control de todas sus películas, aunque pidiera las cosas más extrañas para rodarlas, como una antigua locomotora o un transatlántico, aunque él personalmente no tuvo ni una acción de la productora que permitía hacer todas estas películas. Después, no volvería a controlar el aspecto creativo de sus propias películas.

 

Buster Keaton comenzó a protagonizar una serie de comedias que lo catapultaron a la fama, incluyendo Una semana, La mudanza, La casa eléctrica y El gran espectáculo. Alcanzó la cima de su creatividad durante los años 1920. Su éxito inicial lo hizo uno de los comediantes más famosos del mundo. Su popularidad fue opacada solamente por el arrollador éxito de Harold Lloyd y Charlie Chaplin, aunque mantuvo una relación cordial con ambos al igual que con algunos de los actores más famosos de la época, como Douglas Fairbanks o Rodolfo Valentino.

 

Fue en esta época cuando modeló su personaje, un joven tragicómico, que se enfrenta a las desgracias con una absoluta inexpresividad, que hizo que le bautizaran como “cara de palo”. Para darle expresión a su personaje, utilizaba las acrobacias, para las que no usaba ningún doble ni especialista. Todas las proezas que realizó en El maquinista de la general, o en El héroe de río, son suyas. En El rostro pálido, llegó a saltar desde una altura de 24 metros, y en la película El moderno Sherlock Holmes, se rompió el cuello en una escena de riesgo.

 

Sus mejores películas: Sus películas más famosas y populares de esta primera época, son las consideradas como las mejores de toda su carrera, e incluyen Las tres edades (1923), La ley de la hospitalidad (1923), El navegante (1924), El héroe del río (1928), El maquinista de la General (1927), El moderno Sherlock Holmes (1924) o Las siete ocasiones (1925)

 

El Olvido

Buster en el moderno Sherlock Holmes, intentando introducirse en una pantalla de cineLa unidad de producción de Keaton fue adquirida por MGM en 1928, una decisión de negocios que Keaton lamentaría por siempre. Le obligaron a realizar una serie de películas junto a Jimmy Durante, que tuvieron éxito, pero que él despreciaba por considerarlas de muy baja calidad. Tras ser forzado a entrar en el sistema de estudio, al cual nunca se adaptó, Keaton cayó en el alcoholismo. Su carrera se derrumbó en unos pocos años y pasó gran parte de la década de 1930 oculto, trabajando como escritor de gags para varias películas de MGM, particularmente aquellas de los Hermanos Marx -incluyendo Una noche en la ópera (1935) y Una tarde en el circo (1939)- y varias películas de Red Skelton.

 

Últimos años. Las películas El crepúsculo de los Dioses (1950), de Billy Wilder, con un pequeñísimo papel en el que hacía de antigua gloria del cine, y Candilejas, (1952), de Chaplin, hicieron que el gran público volviera a fijarse otra vez en él. Posteriormente, se dedicó a hacer anuncios de televisión, espectáculos en directo, que hizo que la gente se interesara en las antiguas películas, en su mayoría obras maestras, que fueron prácticamente ignoradas cuando se estrenaron. Su última aparición en público, fue, en el año 1965, en el Festival de Venecia, cuando presentó la que sería su última película, Film, de Alan Schneider. En esta ocasión, por primera vez en su vida, protagonizó un drama. Fue ovacionado por el público. Cinco meses después, a los 70 años, fallecía en su casa de Los Ángeles. Otra presentación memorable en una película es cuando comparte roles con Cantinflas en la película “La vuelta al mundo en 80 días”, en donde hace el papel del jefe del tren (en claro homenaje a su recordada película)”

 

http://es.wikipedia.org/wiki/Buster_Keaton

 

Anuncios

1 Response so far »

  1. 1

    JLO said,

    excelente nota del mas grande de la historia del cine todo…

    y no exagero una palabra…

    salu2


Comment RSS · TrackBack URI

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: