LA ABADÍA

TEATRO LA ABADÍA

Desde su apertura en 1995, hemos sido asiduos espectadores de las obras del teatro La Abadía. Lo descubrió Manolo supongo que brujuleando entre las páginas culturas de “El País”. La primera vez que pisamos la sala Juan de la Cruz, nos quedamos maravillados del espacio escénico, pronto descubrimos el encanto y la calidad de los espectáculos que ha  ido albergando durante todos estos años. Voy a incluir algunos detalles encontrados en su propia página web: http://www.teatroabadia.com/home/index.php

“El Teatro de La Abadía es una casa de teatro y estudios que aspira a incidir en la vida social y cultural a través de la poesía de la escena. En La Abadía aunamos la creación y exhibición de espectáculos con la búsqueda artística y humana mediante talleres y encuentros. Bajo la dirección de José Luis Gómez, las vértebras de nuestro compromiso son la pasión por la palabra y el equilibrio psicofísico. Desde este espíritu se ha configurado un equipo habituado a un trabajo en sinergia, en la tradición de los teatros de arte europeos.

La sede de nuestro teatro es la antigua iglesia de la Sagrada Familia y el salón de actos anejo, rebautizados como Sala Juan de la Cruz y Sala José Luis Alonso. La proximidad escenario-público y el peculiar recinto, de calculadas dimensiones, nos permiten compartir con máxima intensidad aquello que buscamos: el placer inteligente”.

José Luis Gómez:

Oriundo de Huelva, tras su formación en el Instituto de Arte Dramático de Westfalia, en Bochum, y en la escuela de Jacques Lecoq, en París, a partir de 1964 realiza sus primeros trabajos profesionales como actor, mimo y, más tarde, director de movimiento, en los principales teatros de la República Federal Alemana. Con espectáculos de creación propia, mimodramas de nuevo cuño que cambian radicalmente la idea de pantomima en boga, es invitado a festivales internacionales como los de Basilea, Berlín, Frankfurt, Praga y Zurich.

Su encuentro con Jerzy Grotowski en Wroclaw, en 1971, precipita su regreso a España, donde produce, dirige y actúa en montajes como Informe para una Academia de Kafka y Gaspar de Handke, recorriendo los escenarios españoles y latinoamericanos. Su interpretación en La resistible ascensión de Arturo Ui de Brecht y el laureado papel protagonista en la película Pascual Duarte de Ricardo Franco marcan hitos en su carrera. En adelante trabaja con cineastas como Armiñán, Bollaín, Brasó, Camino, Chávarri, Gutiérrez Aragón, De la Iglesia, Losey, Pilar Miró, Saura y Gonzalo Suárez.

En 1978, tras un periodo de estudios en Nueva York con Lee Strasberg, asume la dirección del Centro Dramático Nacional, junto a Nuria Espert y Ramón Tamayo, y dos años más tarde la del Teatro Español”.

Entre las muchas obras que hemos visto recuerdo algunos títulos como:

“Retablo de la avaricia, la lujuria y la muerte” de Valle-Inclán (1995) Dirección: Gómez
” Entremeses” de Cervantes (1996) Dirección: Gómez. De estos dos primeros nos engancharon la música y las canciones en directo, las coreografías, la sobriedad de la escenografía y la cercanía de los actores y actrices.

“Las sillas” de Ionesco,  (1997) Dirección: Carles Alfaro. Conocíamos la obra y admirábamos a Ionesco. Nos pareció muy necesario verle representado.

El señor Puntila y su criado Matti” de Brecha, (1998) Dirección: R.R. Rodgers
Baraja del rey don Pedro” de Agustín García Calvo (2000) Dirección: Gómez
“Azaña, una pasión española” (2000) Dirección: Gómez. La recuperación de la memoria histórica también se hace a través del teatro, Gómez interpreta los textos de Azaña con cariño, admiración, sobriedad y maestría.

“El mercader de Venecia” de William Shakespeare (2001) Dirección: Hansgünther Heyme
“Memoria de un olvido”, sobre textos de Luis Cernuda (2002) Dirección: Gómez. Es mi poeta y me emocionó la representación.
” El Rey se muere” de Eugène Ionesco (2004) Dirección: Gómez. Repito el comentario a “Las sillas”,  aunque he de reconocer que ambos comentamos que nos había llenado más aquella representación.

“Sobre Horacios y Curiacios”, de Bertolt Brech (2004) Dirección: Hernán Gené. De contenido antimilitarista y humorístico que nos dejó muy buen cuerpo, una vez más hay destacar música, escenografía, vestuario y maquillaje, pero sobre todo delicioso guión.
Play Strindberg” de Friedrich Dürrenmatt, (2006) Dirección: Georges Lavaudant

El rey Lear” de William Shakespeare, Dirección: Hansgünther Heyme

El último espectáculo que vimos fue “La Paz Perpetua” de Juan Mayorga (2008) Dirección: Gómez
Sinopsis: En lugar secreto, un rottweiler, un doberman y un pastor alemán compiten para conseguir el codiciado collar blanco y con él la distinción de perro antiterrorista de élite, “una profesión con mucho futuro”. A través de sucesivas pruebas a las que son sometidos, trasciende uno de los más acuciantes dilemas éticos de la vida política y social de hoy.

No es de lo mejor que hemos visto en La Abadía pero nos hizo pensar y comentar mucho sobre la violencia, las cárceles ilegales tipo Guantánamo, los métodos de tortura y la guerra sucia contra el terrorismo. Muy densa pero necesaria.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: