YOLANDA TABANERA

YOLANDA TABANERA

En el estudio de Yolanda Tabanera, un pequeño reino de cristal, somos testigos de cómo la escultora madrileña es capaz de extraer la esencia de los materiales clásicos. “Es mi pequeño imperio, mi reino particular. El lugar donde saco y cuezo las ideas. Pero la producción, cada vez más frecuentemente, la tengo que hacer fuera”, relata mientras muestra, desplegados en el suelo, los dibujos preparatorios de su próxima exposición, este otoño, en Travesía Cuatro, una galería en la que ya en 2005 expuso su última obra, en la que coexistían materiales diferentes y distantes como el gres, el bronce, el vidrio, la rafia, el fieltro y el pan de oro. En esta ocasión, la muestra abordará como tema principal la muerte y la trascendencia. Y es que la obra de Tabanera es fuertemente introspectiva. En ocasiones nace de las propias entrañas de la artista, como la serie sobre el cuerpo humano que hace un año expuso en el Museo Barjola de Gijón.

http://www.revistarte.com/numero116/agenda.html

 

En 1995, como en años anteriores, se celebró en la Galería La Kábala, una edición más de su “Museo Portátil”.  Manolo y yo estuvimos en la inauguración, es posible que por invitación de Granell, quien participaba en la exposición.

 

Se acercaban nuestros cumpleaños y decidimos regalarnos un cuadro uno al otro.

 

Él me regaló uno de Sara Huete, titulado “Pétalo a pétalo memorizo la rosa”. (basado en un verso de Ángel González).

Yo le regalé una pintura de Yolanda Tabanera. Creo que Granell nos la presentó y desde entonces hemos cultivado una gran amistad.

 

Nos hemos visto en diversos eventos a menudo relacionados con nuestro amigo común Granell, pero también en su casa y taller, en alguna reunión de amigos convocaba por Manolo en la nuestra y en otras exposiciones suyas y de otros autores (incluida la mía de “Juegos de la Memoria” en Taller de Lunas)

 

Manolo le compró en su taller una obra de grandes dimensiones tras haberla visto en una exposición, creo que en el Instituto Francés.

 

Después estuvimos comiendo con ella en un restaurante turco, la única vez que hemos entrado en un restaurante de este tipo.

 

Manolo la consideraba una mujer de mucho valor cultural y creativo. Y humano.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: