PEDRO EXTREMERA

PEDRO EXTREMERA

 

Pedro Díaz Extremera nació en Madrid el 29 de julio de 1949.

 

Comienza a exponer en 1970, pero aquí voy a destacar sólo las más significativas para Manolo.

 

En 1973 , expone en la Galería Lázazo de Madrid. Esta galería se encontraba en el mismo inmueble de nuestro domicilio, y por deferencia, el galerista invitó a la inauguración a Aranda y Manolo. Fue durante este acto donde se conocieron.

Desde entones se inició una amistad que ha perdurado en el tiempo hasta nuestros días.

 

En 1975 Manolo y Aranda adquieren una casa medieval en Úbeda, Jaén, y piden a Extremera que les decore el comedor con un fresco que cubre toda la pared frontal del mismo. Es, hasta la fecha, su obra de mayor tamaño.

 

Yo descubrí esta obra en 1990 cuando inicié mi convivencia con Manolo, al poco coincidiríamos en alguna reunión de amigos o en alguna inauguración. Hemos asistido a casi todas sus inauguraciones. Manolo ha adquirido algunas de sus obras que tenemos expuestas en Madrid y en Úbeda.

 

Siempre ha sido cordial, afectivo y familiar con nosotros. Hemos visto construir su actual vivienda en Parque Lagos junto a Torrelodones. Ha compartido con nosotros sus motivaciones, sus hallazgos, sus estados de ánimo reflejados en sus obras, su evolución, sus técnicas.

 

Todos los años nos ha invitado a las entregas de los Premios de Pintura que él organiza en la Fundación Wellington, donde hemos coincidido con otros amigos suyos.

 

Admiramos en él tanto el tesón en la búsqueda de un lenguaje propio, dinámico y evolutivo, como su laboriosidad artesanal en la preparación de los soportes, en la elaboración, las herramientas, el enmarcado… Y por supuesto su entusiasmo.

 

Por su relación con esta bella ciudad del Renacimiento es por lo que también destaco en 1997  su exposición en la Fundación Caja de Granada en Úbeda. Hecho que sirvió para compartir unos días, los desayunos con churros frente al mercado de abastos, alguna comida en el Parador, y algún paseo por la ciudad visitando sus murallas, sus edificios renacentistas y sus “puertas con arrugas”, como solía decir Manolo.

Manolo guardaba la noticia reflejada en el Diario Jaén, del 28-2-97, con el titular “El público acoge con admiración la pintura de Pedro Díaz Extremera”.

 

Creo que la última inauguración a la que asistimos Manolo y yo fue en 2006 en la Casa de la Cultura de Torrelodones.

 

Pero quiero reflejar aquí también una experiencia que recuerdo con cariño. Compartir La Noche en Blanco de 2007, gozamos juntos en la exposición “Basurama” en el centro Cultural Conde Duque. Trasnochamos hasta las 6 de la madrugada. Fue la última gran locura de Manolo. Este año 2008 he querido compartir la Noche en Blanco con él y su compañera, pero no ha sido lo mismo, faltaba Manolo y la oferta cultural era de menos calado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: