1962 VIAJE EN LAMBRETA POR EXTREMADURA Y ANDALUCÍA.

1962  VIAJE EN LAMBRETA POR EXTREMADURA Y ANDALUCÍA.

Lambretta fue una línea de scooter producida en Milán, Italia desde finales de la década de 1940 por la compañía Innocenti.

Junto con la Vespa este vehículo fue un icono de los años 50 y 60 cuando fue adoptado en el Reino Unido por la cultura juvenil de los mods y más tarde por los skinheads.

 

La Lambretta posee un chasis tubular a diferencia de la Vespa que es un monocasco prensado con láminas de acero. Los primeros modelos se ofrecían en dos versiones: «cerrada» (con toda la parte mecánica cubierta) o «abierta» (los paneles mínimos y un aspecto de extraña motocicleta), pero el mayor éxito de la versión «cerrada» confirmó que los conductores necesitaban una cierta protección contra las inclemencias del tiempo y un aspecto más limpio de la escúter.

 

Tienen cambio manual, controlado con el puño izquierdo mientras se sujeta el embrague, situado en el mismo puño, seleccionando entre 3 ó 4 velocidades, dependiendo del modelo. Tienen un motor de dos tiempos, y requieren que la gasolina esté mezclada con aceite para lubricar el pistón y el cilindro. La mezcla de aceite y de gasolina produce cierta cantidad de humo.

 

La Lambretta, a diferencia de la Vespa, que tiene el motor lateral y trasero (adosado a la rueda), lo tiene en el centro de la moto, lo cual le da mayor equilibrio lateral (la Vespa pesa más de un lado que del otro) como un mejor reparto del peso entre las ruedas (más agarre en la delantera), sin embargo, para alojar el motor en el centro era necesario una mayor distancia entre ejes que hace que sea menos maniobrable en ciudad.

 

Innocenti cesó la producción en 1971, pero se continuaron fabricando bajo licencia en Eibar (España) e India.

 

El nombre Lambretta proviene del nombre de un pequeño río, el Lambro en Milán, cercano a la factoría.

 

http://es.wikipedia.org/wiki/Lambretta

 

Esta información de Wikipedia sirve como introducción a uno de los viajes con Aranda que más a menudo solía contarnos Manolo. Le gustaba hablarnos de la Lambretta, un vehículo ya histórico, y de la proeza que supuso este viaje.

 

Aranda lo tiene reseñado en su relación mecanografiada de “Viajes” como “Veraneo en moto” seguido de las ciudades por las que pasaron.

 

Supongo que la habían comprado este mismo año, ya que se conocían desde 1959, y entre 1959 y 1962 no hay reseñado ningún otro viaje en moto.

Este mismo año si tiene previamente apuntadas otras “Excursiones en moto: Colmenar Viejo, Miraflores, Chinchón, Embalse Manzanares, Pinto, Getafe, Valdemoro, Villaviciosa, Liturcia, Hortaleza, Villaconejos, Navacerrada, Chozas de la Sierra, Aranjuez, Segovia, La Granja.

Pero el viaje por Extremadura y Andalucía fue el de más largo recorrido y más arriesgado que hicieron.

 

En hoja aparte tienen detallados los gastos que hicieron durante el viaje. Parece ser que se habían puesto de acuerdo para ir pagando un día uno y otro día otro, los gastos son escuetos: Gasolina, comidas, pensión, museos, postales…

 

Supongo que harían la primera noche en Talavera.

La primera reseña de gastos es en el día 15. (no especifica mes, pero debió ser en agosto, ya que a partir del 23 indica el día de la semana. Solo  “Jueves 23 de agosto” tiene varias entradas en Internet) “Talavera – Guadalupe”. 

El 15 y el 16  dormirían en Guadalupe visitando esta bella ciudad, en la relación de “Viajes” especifica aquí entre paréntesis: Maqueda, Logrosán, Zurita.

Ciudades por las que pasaron al parecer camino de Trujillo, donde durmieron el día 17.

 

El 18 viajaron hasta Cáceres, por la notas entiendo que pasando por Oropesa y Almendralejo.

El día 19 se quedaron visitando Cáceres. Es una pena que no tengan reseñados los monumentos que visitaron a lo largo del viaje, ya que estas ciudades tienen grabada la historia en sus fachadas y puertas, sus plazas, sus iglesias. En especial Cáceres tiene un casco histórico que supongo que esos años no estaría tan destacado y valorado pero que allí estaba, reflejando el pasado de nuestro país.

 

El día 20 viajaron de Cáceres a Mérida. Los trayectos en la Lambretta no podían ser muy largos, y además había mucho que ver en Emerita Augusta.

El día 21 se quedaron en Mérida y entre los gastos se incluye por primera vez una partida de museos. El Museo Romano no existía tal como lo conocemos hoy en día, pero sí había un museo con los vestigios tal vez expuestos menos museísticamente, de las excavaciones del Teatro, Anfiteatro, Circo, Palacios…

Manolo y yo hemos visitado varias veces estas ciudades. La última vez que según recuerdo visitamos Mérida, al margen de que nos hayamos quedado allí muchas veces de paso hacia Lisboa, fue en julio de 2006. Habíamos estado cenando en Puebla de la Calzada con mis padres y hermanos y, tras pasear por el recinto ferial, ya que se celebraban las “Fiestas de San Pedro”, nos fuimos a dormir a Mérida. El día siguiente estuvimos paseando por la ciudad, descubriendo incluso lugares de interés histórico- cultural  desconocidos.

 

El día 22, pasando por Santa Olalla, llegan a cenar y dormir al Parador de Sevilla. Todo un lujo para lo sobrios que habían sido los alojamientos donde habían pernoctado hasta el momento.

Del 23-J al 26- D, estuvieron en Sevilla, donde especifican museos, Macarena, además de las tascas.

 

El 27-L viajan de Sevilla hasta Córdoba. Esta parte del viaje me recuerda el que hicimos Manolo y yo en 1991, por varias ciudades de Andalucía. Tras haber estado unos días en Benidorm, hicimos un recorrido por Murcia, Granada, Sevilla, Córdoba, Úbeda.

Parece ser que tuvieron algún percance porque entre los gasto se incluye una partida para “Llanta”. Visitaron museos.

El 28-M visitaron la mezquita.

 

El 29-M lo dedicaron a viajar pasando por Pedro Abad,  Andujar, Bailén, se desviaron hasta Mengibar , ciudad que no conozco, y volvieron hacia Bailén, La Carolina, Santa Elena, Almuradiel, Santa Cruz de Mudela, Valdepeñas, Manzanares, Puerto Lápice, Madridejos, Ocaña, Madrid (en la relación hecha por Aranda, estos nombres están un poco barajados).

Esta misma ruta la hemos recorrido Manolo y yo en las múltiples ocasiones en que hemos visitado Úbeda, ciudad que al parecer aún no habían descubierto.

 

En 1964 tiene otra reseña de “Excursiones moto”, con algunos destinos sorprendentes como “San Sebastián” y  “Hendaya”. Además de un viaje a Ávila y a varias ciudades más cercanas en la provincia de Madrid, que incluye Buitrago. Ciudad donde descubrieron un museo dedicado a Picasso con la Colección de Eugenio Arias que había sido barbero de Picasso. A este museo donó Aranda algunas pequeñas obras que él había ido coleccionando. Cerca de allí en el término de Peñuelas compraron más tarde una casita de un pueblo abandonado.

 

No vuelve a aparecer la moto en los viajes, en 1965 se inicia la relación con un viaje a “Suiza: en coche propio”, se habían comprado el Dophin y la historia de la Lambretta se eclipsó. Pero dejándonos para la memoria este inolvidable viaje por Extremadura y Andalucía.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: