1971 EL “FUNCIONARIO” MÁS EFICAZ DE TODOS LOS TIEMPOS

LA VERDAD, DIARIO REGIONAL DEL SURESTE. DIARIO DE MURCIA.

MIÉRCOLES 13 DE ENERO DE 1971.

 

EL “FUNCIONARIO” MÁS EFICAZ DE TODOS LOS TIEMPOS, CONTRATADO POR EL AYUNTAMIENTO.

 

Nada más vernos al fotógrafo y a mí, el ordenador escribió a una velocidad tremenda:

 -Buenos días, señores. Me agrada mucho verles por aquí.

Y, a continuación, según puede verse en la foto:

 -“Univac” 9 200 saluda a la ciudad de Murcia.

El ordenador electrónico que el ayuntamiento acaba de instalar en las nuevas estancias de la planta baja se llama “Univac” 9200, y es, dentro de la familia de los ordenadores, un buen ejemplar, aunque no alcanza la categoría de sus parientes de los Estados Unidos, que trabajan para la NASA, y se encargan de calcular todo lo que se refiere a “tiempos reales” en las viajes “Apolo”.

Este civilizado chisme le va a resolver al municipio no pocos problemas de exceso de papeleo, pero, al  mismo tiempo va a proporcionar algún que otro disgusto a los vecinos, especialmente a aquellos que “se hacen los locos” a la de cotizar, bien sean impuestos, o tasas o multas. En esto de sacar a  relucir la identidad de los morosos, el ordenador es lo que se dice un pesado. El “Univac” cada vez que se le consulta, nos dice, a una velocidad increíble, quienes son los que se han “olvidado” de cotizar, incluyendo apellidos, domicilio, y si se desea, nombre de los familiares más cercanos. Lo que hace el aparato, para que usted lo entienda, es leerse la larga lista de los afectados y “agarrar por las orejas” a los morosos.

Para que el lector se dé una idea de la capacidad del ordenador, digamos que puede realizar la nómina mensual de los funcionarios municipales, incluyendo el tiempo que el elemento humano emplea en ponerlo a punto, en sólo un par de horas. Ahora bien, en la confección propiamente dicha del trabajo, solo invierte de dieciocho a veinte minutos.

El “Univac” 9200 será también utilizado para preparar el cobro del impuesto de circulación de vehículos, al que se someten cuarenta mil usuarios. Y, naturalmente, para las multas de tráfico. El ordenador enviará notificación escrita a cada uno de los sancionados, cos que ahora no puede hacerse por falta de personal y, también porque no es rentable. Ni qué decir tiene que también le corresponde la tarea de confeccionar los recibos de alquiles y amortización de las viviendas construidas por el Ayuntamiento- que me parece que son unas tres mil – así como el papeleo relacionado con agua potable y basura, apartado este último que afecta a más de medio millón de familias. Y así, todo cuanto el Municipio quiera echarle, porque el ordenador trabaja a superdestajo como si tuviera prisa porque lo está esperando la ordenadora  para darse un garbeo por ahí.

Don Gerónimo Gómez, ingeniero municipal – que es, además de experto, gran aficionado a la electrónica- hace las presentaciones y nos explica las cualidades del aparato.

          El “Univac” 9200 consta de una unidad central y de lo que denomina “periféricos” . A su vez esa unidad se divide en otras dos: la de control o de gobierno y la aritmético- lógica o de proceso.

          ¿Por qué no hablamos en cristiano?.

          No es fácil, cuando hay que referirse a unos aparatos tan complicados. Puedo aclarar, por ejemplo, que el ordenador posee una memoria,  que son una serie de anillos magnéticos atravesados por hilos, y que es capaz de registrar 16384 posiciones. Ahora bien, si deseamos que sus respuestas no sean complejas, sino que nos diga simplemente “sí” o “no”, la cifra anterior se puede multiplicar por ocho, y nos da el número de contestaciones de que es capaz.

El ordenador como es muy serio suministra por escrito los datos que se piden a una velocidad de 600 líneas de escritura por minuto, teniendo en cuenta que cada línea contiene unos ciento veinte caracteres. En este aspecto viene a ser algo así como la “mecanógrafa ideal”.

La comunicación entre la persona que opera y el aparato no es escrita, sino visual, por medio de unas lucecitas que se encienden o apagan. Se trata de un diálogo mudo que se realiza en lo que dicen “consola”, y transmite mensajes sobre las posibles anomalías en la marcha del trabajo. El ordenador practica un autochequeo y cuando algo no va bien, lo dice, como debe ser. Si, por ejemplo, lo que ha escrito n coincide con lo que ha querido decir, anuncia que algo raro está ocurriendo y se detiene hasta nueva orden.

La memoria del ordenador realiza cuatro funciones, entre las cuales reparte sus fuerzas de asimilación: calculo, programa, supervisión y reserva de datos. La unidad central se ayuda de 4 “uniservos”  VIC, que graban datos y los almacenan, en espera de que el ordenador los solicite. De esta manera, el aparato principal puede descongestionar  su memoria, porque, como diría el castizo, “no se pueden llevar tantas cosas en la cabeza”.

Toda la enorme documentación que se apila en las municipales estanterías, es grabada –y de ese trabajo se encarga el propio ordenador- en los “uniservos”, que son cintas magnéticas, parecidas a las de los magnetófonos.

El “Univac” puede funcionar ininterrumpidamente , y en lo que se refiere a cuidados, no conviene que le caiga polvo, ni que soporte temperaturas anormales. Tampoco le agrada el humo, por lo que se aconseja a los operadores que no fumen cerca de él.

Aparte de los trabajos que hemos mencionado –entre los que también puede figurar la confección del censo- el ordenador está en condiciones de responder a una largísimo serie de interrogantes, siempre que la persona encargada de confeccionar los programas posea imaginación y entienda las posibilidades el “Univac”, quien, por ejemplo, podría decirnos donde existen fugas de agua no detectadas, en la red de distribución; qué zona de la ciudad es más oportuna para instalar una droguería; y cosas por el estilo.

Habrá que decir, finalmente, que el “Univac” -nuevo y eficacísimo funcionario municipal- cuenta diez millones de pesetas.

GARCÍA MARTÍNEZ.

Destacados:

v     Cobra diez millones de pesetas, por una sola vez, más gastos de “vivienda” y “alimentación”…eléctrica.

v     Se llama “Univac 9200” y es un ordenador emparentado con los que controlan, en la NASA, los viajes “Apolo”.

v     No le gusta que fumen a su lado y le molesta el polvo.

v     Dará disgustos a los vecinos, porque no se le escapará ningún moroso.

v     El aparato se atreve a confeccionar la nómina de los empleados municipales ¡en 20 minutos!.

v     Suministra todos los datos por escrito y, cuando cree que algo no marcha bien, se para.

Pies de foto:

v         Este es el saludo del ordenador a la ciudad de la que va a ser vecino. (Foto Tomás).

v         La “consola” permite comunicarse con el UNIVAC, sobre la marcha del trabajo (Foto Tomás).

v         Aquí están las cintas magnéticas, que descongestionan la memoria del ordenador (Foto Tomás). En esta foto aparece Manolo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: