ELHOMBRE MOSCA

El hombre mosca (Safety Last)

Dirección:Fred C. Newmeyer, Sam Taylor

Guión y protagonista: Harold Lloyd

AÑO:1923

En 1923 se estrena la que sería la tarjeta de presentación de Harold Lloyd para generaciones futuras de espectadores y su símbolo de aportación al Séptimo Arte: Safety Last (El hombre Mosca). El título parodia la advertencia de ‘Safety first’ o ‘La seguridad primero’. Fue estrenada 1 de abril de 1923. Su éxito fue clamoroso tanto dentro como fuera de los Estados Unidos. La película narra los esfuerzos de un joven empleado de unos grandes almacenes para hacer creer a su ingenua prometida que es un gran hombre de negocios. La larga escena final, con el protagonista escalando un edificio en pleno centro de Los Ángeles, es un prodigio cinematográfico donde se aunan los elementos cómicos y de suspense cuando se cree que el personaje está a punto de caer al vacío en varias ocasiones. ..

Por encima de los elementos humorísticos que convierten a la película en una excelente comedia, “Safety Last” es toda una metáfora del ascenso social y vital en esos Estados Unidos alegres de los años 20 donde todo parecía posible. Todo el filme gira alrededor del tiempo, de la agitada vida urbana y lucha sin cuartel por conseguir el éxito. Desde la escena inicial se ve aparecer la importancia que el tiempo va a jugar en todo el largometraje. En todos los momentos claves un reloj aparece y conforme la película avanza el reloj se va haciendo más y más grande hasta la eclosión final, la gran escena de Harold colgando del reloj, imagen que ya forma parte de la historia del cine”.

http://es.wikipedia.org/wiki/Harold_Lloyd

Junto con el mundo del ferrocarril,  los relojes son la otra gran pasión de Manolo, los buscaba n tiendas de anticuariado, siempre los tenía funcionando, los equilibraba, los escuchaba, los mimaba. Tiene de muy variados tipos, de mesa, de pared, de pié, de pulsera, de bolsillo, de mesilla de noche…

Y de diferentes estilos, especialmente le gustaban los Art- Decó, pero le gustaba la variedad, se compró uno de bolas que bajan por rampas que funciona con pilas. Su último capricho fue el de pulsera de Emporio Armani.

Admiraba los relojes de los edificios religiosos u oficiales, especialmente los de Sol y los Astronómicos. Hemos visitado algún museo de relojes, recuerdo el de Salamanca.

Esta película con su constante protagonismo del reloj era una de sus preferidas. La vimos juntos en la Filmoteca, supongo que también la habremos visto alguna vez en televisión. Reía  y disfrutaba. En muchas ocasiones se acordaba de la película cuando veíamos uno de esos relojes de edificios religiosos u oficiales.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: