2008-1 YA NO HAY PALABRAS

YA NO HAY PALABRAS

 

Ya no hay palabras,

al menos en la superficie,

tal vez se hayan refugiado en los montes.

 

Y hablo sin referencias,

sin abrigo,

sin cautelas.

 

La sombra de los que han huido

se proyecta sobre mi silencio

y lo riega de escafandras.

 

Ya no hay sabores extremos,

ni fragancias estimulantes,

ni palabras.

 

Cada madrugada veo inclinarse un poco más,

o tal vez mucho, el tiempo,

en las torres sin relojes.

 

Hablo en el vacío

y mi corazón al latir emite un débil crujido

incoloro, insensato, casi un espejismo.

 

Hoy todo es diferente

ya nadie puede arrebatarme el orgullo

porque no tiene hambre.

 

Ni nadie podrá encadenar el sueño

porque no precisa pilas

ni almohadas.

 

Pero ya no hay palabras,

al menos tangibles…

tal vez abrasadas.

 

No, ya no hay palabras,

ni para continuar el poema.

 

g.bruno 08

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: