2007-1 RESPONDER CON LENGUAS DE ALFALTO

RESPONDER CON LENGUAS DE ASFALTO

 

 

 

Si mis hijos me preguntaran por qué lo hice,

les respondería que para morir, morir después.

 

Brotes tiernos de violencia entre los recuerdos,

una carretilla de fogatas recicladas.

 

Y escafandras en la niebla.

 

Para cuando suenen otra vez, esta vez, las sirenas,

los refugios ya se habrán anegado de ortigas.

 

Si mis hijos me preguntaran, que jamás lo harán,

mi respuesta se teñiría de mantras y arquetipos.

 

Mi reloj está marcando un tiempo sin pasado,

el espejo podría ser un óleo artificialmente craquelado.

 

O sexo cibernético entre las amapolas.

 

Algún día demostraré que dios no existe

y que la nación- estado es su profeta.

 

Si mis hijos me preguntaran en un arrebato de filial- ismo,

las respuestas oxidarían los candelabros de mi cerebro.

 

¿De verdad el silencio puede formar parte de la locura?,

¿de verdad la mentira se trasmuta en verso?.

 

¿O en recibos de luz atravesados por transatlánticos?.

 

Miro a mi alrededor y no puedo nombrar mis huellas

que deambulan por sendas de exterminio.

 

Si mis hijos me preguntaran aunque fuera con sus ojos,

aunque fuera con simientes, aunque fuera con sus manos.

 

Aunque fuera con fuego.

 

 

 

 

g.bruno 07

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: