1995-1 EL CAMINO

EL CAMINO

 

 

Aún duermo esperando que florezcan

nuestros pechos, que de cincuenta y cuatro

pétalos se desprenda un olor peregrino.

 

 

El camino que aún queda por recorrer,

piedras que abrirán surcos para enjugarnos

las frentes, hierbas sin nombre que

agrietarán manos de savia.

 

 

Nuestras bocas bigornias en silencio de

dunas y descalzos emprenderemos hacia

la fragua de Vulcano, donde tal vez

descansemos con un trago de luz del

mar.

 

 

g.bruno 95

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: