1992-4 CELOS DEL VACÍO

         CELOS

                       DEL

                               VACÍO

 

 

 

 

Pero ahora he abierto un espacio para ti,

aunque me escuece la sal de tus heridas,

en el hueco de una estrella sin envés,

esculpidas con cincel por la erosión

arrastrada bajo el torrente que destila mi piel.

 

 

 

Pero ahora crece muérdago en torno al sol,

se desprende y sufro celos del vacío

que en su derrubio está cuajando este nuevo infinito

y turba mis mejillas con su resplandor.

 

 

 

Pero ahora me enfebrecen estas llagas,

si hoy no estalla el sol ni yo renuncio,

¿qué pasará mañana?.

 

 

 

 

g.bruno 92

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: