1990-5 UN TRAGO DE SALIVA

UN TRAGO DE SALIVA

 

 

Mientras mi voz interior

                                                           cristaliza en un silencio lisonjero.

 

 

Amaneces en el alba licnomante

                                                           de las sábanas adivinadas.

 

 

Nada pueden los hechizos boreales

                                                           contra la fácula del amor.

 

 

Una vez diaria e insomne

                                                           debo soñarte veinticuatro horas.

 

 

Eviternos mordisqueos

                                                           en el trago de tu oreja.

 

 

Luzbel, príncipe lucífugo

                                                           alumbra nuestra vigilia en rebeldía.

 

 

Otra vez el tialismo acróstico de mis besos

                                                           arrastrará tu nombre.

 

 

 

g.bruno 90

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: