1990-1 SOL

SOL

¡Qué lejos estás!. No acierto a olvidarte.

El tiempo congela el calor del rayo

y la savia no sube por mi tallo

hambriento de tu luz, mi baluarte.

 

 

                        Tal lejos estás que intento crearte.

                        Forjo tu rostro grabándolo en sueño

                        pero de tu fuego no soy el dueño

                        y quiere mi pena vivificarte.

 

 

            ¡Qué lejos estás!. No puedo esperarte.

            Tu rayo mientras duermes voy a escalar.

¡Tan lejos estás!. No alcanzo a mirarte.

 

 

¿Porqué tu silencio desborda mi mar?.

¡Qué lejos estás!. No sé como amarte.

¿Verdad que al besarte me voy a abrasar?.

 

 

g.bruno 90

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: