CUANDO MEAN LAS GALLINAS

Una de las frases que Manolo recordaba de cuando era niño era “Tú cállate, que los niños hablan cuando mean las gallinas”. Se la solían decir su abuela o su madre cuando él intentaba intervenir en una conversación de los mayores.

Al igual que la frase “El que asó la manteca”, esta era una locución que intrigó mucho a Manolo durante muchos años y por ese motivo la recordaba aún de adulto.

 

Lo comparábamos con algunas situaciones actuales en que las familias piden opinión a los menores en temas de todo tipo, incluidas aquellas para las que no están preparados ni mentalmente ni formativamente. Por ejemplo a un menor que no conoce las propiedades de los diferentes alimentos, su necesaria contribución al crecimiento y los diferentes tipos de dietas equilibradas, no se le debería nunca preguntar qué quiere comer.

Hemos comentado en varias ocasiones si las aves o las gallinas en particular orinaban o no. A pesar de que tanto él como yo vimos gallinas de pequeños, no recordábamos exactamente haberlas visto orinar.

En la web, he encontrado la frase en una revista de folclore y en el título de un libro sobre sociología de la infancia.

No he podido encontrar información precisa sobre el dilema de si las gallinas orinan o no, pero hay unas pocas referencias a los orines de las aves, no específicamente gallinas.

 

“LOS NIÑOS HABLAN CUANDO MEAN LAS GALLINAS”. Frase empleada contra los niños que hablan cuando no les corresponde”.

 

Revista de Folclore. Caja España, Fundación Joaquín Díaz.

 

http://www.funjdiaz.net/folklore/index.cfm

 

“Cuando mean las gallinas: una aproximación a la sociología de la infancia”

Autor: Enrique Gastón

Editores: Ayuso, D.L. 1978  

“Resulta que los intestinos y el aparato urinario de las aves desembocan por un solo conducto”,

http://fumigacionesecosistema.com/servicios3.html

 

“SORPRENDEN las estrategias que han adoptado en el Complejo Administrativo de gobierno del Estado para hacer frente a la plaga de golondrinas que trae vueltos locos al personal con los malos olores que generan el excremento y los orines de las aves”.

 

Bajo el Volcán
La Compañía* 

 

http://www.ecosdelacosta.com.mx/index.php?seccion=15&id=45099&encabezado=Bajo%20el%20Volc%C3%A1n&vo=93

 

“En el piso de cada galpón se colocan aproximadamente 220 m3 de cascarilla de arroz, como material aislante para las aves. De esta manera se proporciona un medio para el crecimiento de los pollos que no afecte sus vías respiratorias, conserve mejor la temperatura, y permita el traspaso de material fecal y orines hacia el piso de cemento, reduciendo también el olor a amoníaco, característico de la producción avícola.

 

Como efectos potenciales se prevén las emisiones gaseosas debido a la generación de amoniaco en la cama, producto de la mezcla de heces y orines de las aves con el material de la cama, el agua de bebida, y los restos de alimento que se desbordan de los comederos”.

 

http://www.ambiente.gov.ec/paginas_espanol/docs/EIAANDESVICOLAFORMATOSEP2008.pdf

 

About these ads

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: